Foto: Especial
La firma señaló que entre enero y septiembre su ganancia neta por acción fue de 1.29 dólares, frente al beneficio de 92 centavos dólares que tuvo al cierre de septiembre de 2016, si bien los ingresos por ventas bajaron un 11 por ciento, hasta 24 mil 798 millones frente a los 27 mil 898 millones de los primeros meses de 2017

Nueva York.- El grupo Coca-Cola anunció hoy que en los primeros nueve meses de este año sus beneficios netos se incrementaron en un 48 por ciento respecto al mismo período del año pasado, hasta 5 mil 935 millones de dólares.

La firma señaló que entre enero y septiembre su ganancia neta por acción fue de 1.29 dólares, frente al beneficio de 92 centavos dólares que tuvo al cierre de septiembre de 2016, si bien los ingresos por ventas bajaron un 11 por ciento, hasta 24 mil 798 millones frente a los 27 mil 898 millones de los primeros meses de 2017.

En cuanto a los resultados de su trimestre más reciente, el período que más seguía hoy Wall Street, Coca-Cola tuvo un aumento del 30 por ciento en sus beneficios netos respecto al tercer trimestre de 2017, hasta mil 880 millones de dólares.

El beneficio trimestral por acción fue de 44 centavos, frente a los 33 centavos del mismo período del año pasado, y los ingresos trimestrales bajaron un 9 por ciento, hasta 8 mil 245 millones de dólares frente a los 9 mil 078 millones del mismo periodo de 2017.

Las ventas de refrescos de dieta de Coca-Cola y los precios más altos ayudaron a la compañía a superar las proyecciones de ganancias que Wall Street había previsto y que la bolsa neoyorquina premiaba a primera hora con un ascenso del 1.72 por ciento del valor de la multinacional.

La compañía elevó los precios en América del Norte para compensar los mayores costos de importación y transporte, comentó a los analistas el consejero delegado de Coca-Cola, James Quincey.

Coca-Cola informó que el crecimiento de dos dígitos en el volumen de ventas de su refresco de dieta popular, Coca-Cola Zero Sugar, y las fuertes ventas de otros refrescos espumosos ayudaron a impulsar los resultados de las ganancias de la compañía.

Las ventas de estos últimos aumentaron un 2 por ciento, impulsadas por las ventas de su marca registrada Coca-Cola y las versiones dietéticas de Fanta y Sprite.

Sus ventas de agua y bebidas deportivas aumentaron un 5 por ciento, principalmente debido a las fuertes ventas en China y México.

Esas ganancias se vieron compensadas por una disminución del 3 por ciento en las ventas de zumos, lácteos y bebidas a base de plantas, principalmente en Medio Oriente y África del Norte, así como por una caída en el té y el café.

La compañía reiteró su pronóstico anterior de un crecimiento de los ingresos orgánicos de al menos un 4 por ciento para todo el año. Los ingresos orgánicos, que crecieron un 6 por ciento con respecto al año anterior, eliminan las fluctuaciones en las tasas de cambio de divisas.