Impacto. En algunas taquerías ya aumentaron precios. MARCO MEDINA
El precio de la tortilla subió hasta en un 15 por ciento

El aumento generalizado en los productos de la canasta básica, que subió hasta en un 15 por ciento el precio de la tortilla, también tendrá impacto en el platillo predilecto de los mexicanos: los tacos.

En algunos comercios al norte y centro de la ciudad este aumento ya se aplica, mientras que en otras taquerías y puestos de tacos callejeros prevén incrementar el precio de sus platillos en las próximas dos semanas.

César Uriel es taquero desde hace tres años en un popular establecimiento frente a la Plaza Manuel Acuña y dijo a VANGUARDIA que el “famoso aumento del que hablan” ya ocurrió hace dos meses, incluso antes de que el precio de la tortilla alcanzara hasta los 20 pesos por kilogramo.

En el mes de noviembre del año pasado la taquería donde trabaja aumentó cinco pesos a cada una de las órdenes de tacos que ofrece en su menú, previendo los incrementos que a inicio de año se registran, y para que sus clientes se fueran acostumbrando.

Favoritos. Los tacos “sudados” tienen gran demanda. MARCO MEDINA

“Aquí como a mitad del mes de noviembre se aumentan los precios, pero ya con ese aumento no se suben los precios el resto del año. Ya entrando 2020 no se suben los precios, un ejemplo: la orden de pastor estaba en 55 pesos en el mes de octubre del año pasado y a inicios de noviembre ya subió a 60”, comentó.

Añadió que el próximo aumento que esperan tener sin importar el precio de sus insumos básicos, como la tortilla y la carne, será dentro de 10 meses, aproximadamente en el mes de noviembre. “La empresa lo hace con este fin, ya para no subir los precios en enero. La gente foránea que viene a visitar a sus familias nota muy poco la diferencia, pero alguien que sí viene constantemente sí nos dice: ‘apenas vine la semana pasada y costaban menos’”, apuntó.

Mientras que Ernesto, quien vende tacos al vapor afuera del Hospital Universitario desde hace varios años, dice que en las próximas dos semanas podría subir el precio de la orden, dependiendo de qué tanto le aumente a él su proveedor el precio de las tortillas, aunque hace tres años no los encarece, por lo que no sabe cómo lo tomarán sus clientes.

“Hasta ahorita el chavo de las tortillas no nos ha dicho nada, pero en 2 semanas veremos qué dice; yo compro el kilo en 14 pesos porque compro bastante, diario consumo 15 kilos de tortilla, normal y amarilla, pero no me han dicho nada a todavía, pero sí tendría que subirle algo, aunque yo espero que no”, concluyó.