Foto: Especial
Determinó que el plan no cumple con las condiciones que impuso para la desinversión de las tiendas, pues la acción implicaría la creación de un vínculo entre las dos empresas competidoras entre sí.

Ciudad de México. El pleno de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) objetó parcialmente la concentración entre Soriana y Chedraui, por lo que solo autorizó la operación para una parte de los activos planteados por las empresas en su propuesta.

Como parte de las condiciones que la Comisión le impuso a Soriana en 2015 para adquirir 159 tiendas y otros activos de Comercial Mexicana, la cadena de tiendas de autoservicio con sede en Monterrey, Nuevo León, debía desincorporar establecimientos ubicados en mercados locales en los que se detectaron riesgos a la competencia y libre concurrencia.

Por ello, Soriana presentó un paquete de desinversión de seis tiendas a favor de la cadena Chedraui, el cual contempla arrendamientos de inmuebles propiedad de Soriana y la cesión de los derechos de arrendamiento de inmuebles propiedad de un tercero.

Sin embargo, la Cofece determinó que el plan no cumple con las condiciones que impuso para la desinversión de las tiendas, pues la acción implicaría la creación de un vínculo entre las dos empresas competidoras entre sí.

Detalló que el plan podría facilitar el intercambio de información, así como el ejercicio de conductas prohibidas por la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE) y por ello el pleno de la Comisión objetó la concentración de dichos establecimientos.

El plan presentado por Soriana, incluía establecimientos que se encuentran en inmuebles de terceros, por lo que la cesión de derechos de arrendamiento a Chedraui como esquema de desinversión si fue autorizada.