Foto: Vanguardia/Sandra Gómez
Aldo Villareal Murra, director de Ordenamiento Territorial y Urbanismo, dijo que se tomó la decisión de levantar uno nuevo, después de consultar a los diseñadores de la antigua, quienes señalaron que no era posible su rescate

Con el objetivo de erigir un nuevo monumento del Torreón, luego que la antigua estructura fuera retirada hace dos años por las obras del Metrobús, este martes se levantó la primera columna.

El alcalde, Jorge Zermeño Infante, supervisó los trabajos que iniciaron cerca de las 10 horas, en la explanada del Parque Fundadores, donde quedará instalada la nueva torre sobre la calle Múzquiz, esquina con Adolfo López Mateos.

Aldo Villareal Murra, director de Ordenamiento Territorial y Urbanismo, dijo que se tomó la decisión de levantar uno nuevo, después de consultar a los diseñadores de la antigua, quienes señalaron que no era posible su rescate.

Las columnas de concreto que integraban la vieja torre, quedaron almacenadas en los prados de la Unidad Deportiva Braulio Fernández Aguirre; fueron cercenadas durante su retiro y sufrieron daños tras ser apiladas.

En los detalles técnicos de esta obra, se informó que las tareas de colocación de las más de 10 columnas que formarán el monumento, tomarán menos de 15 días. El elemento nuevo tendrá más de 15 metros de altura - un poco más alto que el antiguo – y será de mármol regional, en lugar de concreto.

El costo del material, la instalación y trabajos complementarios que incluyen iluminación nocturna, no rebasa los tres millones de pesos.

“Agradezco a varias empresas, como Caleras Laguna, que aportaron donaciones para poder realizar esta obra, tan demandada por la ciudadanía, al ser ícono e identidad de Torreón”, señaló el alcalde.

Se espera que proximamente se puedan entregar las obras e inaugurar la nueva torre, además se contempla rehabilitar también la vieja Casa Roja, el edificio cercano al Parque Fundadores, donde se ubicaron por años las compuertas de control del antiguo Canal del Coyote.