Protestan. Aproximadamente 30 empresas eliminarían sus desechos afectando al río Metlapanapa, denunció el CNI.
La comunidad poblana denunció agresiones por parte de las autoridades
Es lo mismo que hizo Moreno Valle y Peña Nieto, utilizaron las armas contra la gente, y ahora lo hace López Obrador”.
Miguel López, concejal indígena.

PUEBLA, PUE.- Comunidades nahuas de Juan C. Bonilla, Puebla, han enfrentado en los últimos meses amenazas, detenciones arbitrarias y hasta agresiones de la Guardia Nacional por oponerse a la creación de un colector que concentrará los desechos tóxicos industriales de aproximadamente 30 empresas, afectando al río Metlapanapa y a los pueblos cercanos.

“El Gobierno de Puebla utilizó armas contra la gente. Es lo mismo que antes hizo Rafael Moreno Valle, utilizaron las armas, al Ejército. Así como lo hizo Moreno Valle y Peña Nieto ahora lo hace el Presidente López Obrador y el Gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, utilizan las fuerzas federales para reprimir al pueblo. Pensábamos que este nuevo partido de Morena iban a cambiar las cosas pero es todo lo contrario. Hay una campaña de desprestigio, (las autoridades) mienten constantemente”, denunció Miguel López Vela, concejal del Consejo Indígena de Gobierno, del Congreso Nacional Indígena (CNI), al hablar sobre las agresiones que la Policía estatal y la Guardia Nacional encabezaron contra habitantes del municipio poblano, principalmente personas de la tercera edad y a mujeres, cuando protestaban en la carretera federal a Huejotzingo el pasado 30 de octubre.

Los pobladores protestaron en esa ocasión porque el Presidente Municipal, el morenista Joel Lozano Alameda, violó los acuerdos alcanzados en asambleas por la comunidad desde mayo de 2018 para frenar el denominado Proyecto Integral de Alcantarillado Sanitario, y permitió que siguiera la construcción.

Si el proyecto de aguas tóxicas del corredor industrial “Ciudad Textil” se construye, en el río se verterán sustancias dañinas como plomo, cianuro, cobre, cadmio, arsénico, zinc, huevos de helminto y heces fecales, mismos que a la larga podrían causar enfermedad respiratorias y gastrointestinales, cáncer, insuficiencia renal o malformaciones congénitas, denunciaron habitantes en conferencia de prensa.

El colector contempla tirar al río desechos de más de cuatro zonas habitacionales de Huejotzingo.