Desafíos. Analistas ven el cuarto año de Enrique Peña Nieto como uno de los más difíciles. / Foto: CUARTOSCURO
El presidente Enrique Peña Nieto llegará al cuarto Informe de Gobierno con el registro de inicio de gestión positiva en los dos primeros años y con retos enfrente en los dos que restan al sexenio, como impulsar la transparencia y el combate a la corrupción, advierten analistas y politólogos
"Hay un grave problema de corrupción que se ha ido generando por una serie de hallazgos y descubrimientos en el actuar público”
Luis Carlos Ugalde, exconsejero presidente del IFE

CDMX.- El presidente Enrique Peña Nieto llegará al cuarto Informe de Gobierno con el registro de inicio de gestión positiva en los dos primeros años y con retos enfrente en los dos que restan al sexenio, como impulsar la transparencia y el combate a la corrupción, advierten analistas y politólogos.

Los analistas Luis Carlos Ugalde, Enrique Cárdenas, Rolando Cordera, Leonardo Curzio y Alberto Aziz advierten que éste podría ser el año más complicado.

El exconsejero presidente del extinto IFE, Luis Carlos Ugalde, explica que los principales escollos que enfrentó el Presidente este último año tienen que ver con la aplicación de la Reforma educativa y la proliferación de la corrupción en los gobiernos estatales.

Sobre el tema de la percepción en torno a la corrupción, el maestro emérito de la UNAM, Rolando Cordera Campos, dice que “se ha acentuado –con razón o sin ella–, pero lo ha hecho. Lo que podemos decir es que empezamos tarde en esa materia, creando el Sistema Nacional Anticorrupcion que requerimos”.

Por su parte, Alberto Aziz Nassif, profesor investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), destaca: “Hay un grave problema de corrupción que se ha ido generando por una serie de hallazgos y descubrimientos en el actuar público, tanto en los estados con gobernadores señalados como con problemas en el Gobierno federal. Esta situación ya fue percibida y expresada en las elecciones locales del pasado 5 de junio”.

Para Enrique Cárdenas, director de la Fundación Espinosa Yglesias, los temas negativos como Ayotzinapa, la casa blanca, el departamento de Miami y los señalamientos de corrupción contra tres gobernadores han avasallado a los puntos positivos de esta administración.

Leonardo Curzio advierte que algunos temas como las propuestas de matrimonios igualitarios y la marihuana son parte de una agenda de avanzada y liberal, pero “tampoco ha habido un liderazgo político para sacarlas adelante. Salió la oveja, pero le falta el pastor. Falta liderazgo político para empujarlas”.

Curzio, doctor en historia e investigador del Centro de Investigación sobre América del Norte de la UNAM, advierte que el presidente Peña Nieto llegará a su cuarto informe “con un problema muy serio” en torno a una agenda de reformas que comienza a atorarse. 

¿EL PEOR AÑO PARA EL PRESIDENTE?

- Leonardo Curzio señaló que “Lo peor está siempre por venir. Ha sido un año muy malo, pero si recuerdas, los dos anteriores no han sido particularmente buenos. Éste ha tenido de todo, crisis política por la CNTE, presión de los empresarios pero no podría decir que el peor”.

- Alberto Aziz Nassif comentó que “No sé si sea el peor, pero si se consolida la tendencia del ciclo a la baja de este gobierno que empezó con la tragedia de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, estamos frente a esta caída y una situación para los próximos años en los que no habrá confianza ni credibilidad de que pueda haber cambios. Esto traza 2018 en el imaginario público, lo cual es preocupante. Hay muchas muestras de cierto nivel de ingobernabilidad en el País”