Irma Eréndira Sandoval, propuesta para ser la futura titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP) / Foto: Internet
Se pondrá orden en la casa y se aplicará la ley, dice académica

Irma Eréndira Sandoval, propuesta por Andrés Manuel López Obrador como futura titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), afirma que en el combate a la corrupción el nuevo gobierno no actuará en función de "venganzas políticas".

"Este gobierno tiene que cumplir, una servidora como académica de toda la vida en este tipo de estudios del combate a la corrupción, estamos comprometidos a no frenar el combate a la impunidad. Pero sí somos muy responsables en señalar que, como Andrés Manuel López Obrador ha dicho desde siempre: no venimos por venganza política, sino de aplicación de la norma, pero eso sí, se van a revisar todos y cada uno de los contratos y aquellos que tengan términos leoninos, que afecten los recursos de este país, van para atrás", precisa.

En entrevista con EL UNIVERSAL, asegura que el combate eficaz contra la corrupción "es la deuda histórica en la transición política", por ello la próxima administración no andará con "retórica bravucona", sino que enfrentará este flagelo con acciones.

¿Cuáles es su diagnóstico sobre la corrupción?

—La corrupción es la deuda histórica en la transición política. Hemos logrado avances normativos de primera e incluso somos modelo a seguir en normas de transparencia, de fiscalización y rendición de cuentas; sin embargo, la corrupción en términos de percepción, como de documentados de abusos, sigue creciendo.

¿Ante ese panorama cuál será su papel?

—Hoy estamos en una situación verdaderamente única para cumplirle a la historia, al pueblo y a la sociedad, que exigen se acabe con este flagelo. 

Desde 2000 se dice que van por los "peces gordos", pero no ha pasado nada, ¿por qué?

—No. Nosotros no compartimos esa retórica bravucona. Andrés Manuel no viene con esa retórica falsa, sino con acciones concretas... No vamos a andar anunciando lo de los peces gordos, sino más bien a poner en orden la casa.

¿Van a ir a fondo en el caso Odebrecht o el socavón?

—Este gobierno tiene que cumplir, una servidora como académica de toda la vida en este tipo de análisis, estamos comprometidos a no frenar el combate a la impunidad.

Pero sí somos muy responsables en señalar que Andrés Manuel López Obrador ha dicho desde siempre que no venimos por venganza, no vamos a tener una directriz de venganza política para hacer nada, sino de aplicación de la norma, pero eso sí, se van a revisar todos y cada uno de los contratos y aquellos que tengan términos leoninos, que afecten los recursos de este país, van para atrás.

¿Con las responsabilidades que ameriten, incluso penales?

—Nosotros no vamos a frenar la aplicación de la justicia, lo que nos corresponde es poner orden en la casa, dar las directrices para limpieza a futuro y evidentemente concluir con las investigaciones en curso.

¿No les temblará la mano para pedir la acción judicial?

—No, con nadie, Andrés Manuel López Obrador ha sido clarísimo. Ni con familiares ni con miembros de Morena.

¿Ni a los altos funcionarios, gobernadores y ex gobernadores?

—Con todos habrá el mismo rasero de aplicación de la norma.

¿Saben que la expectativa de los ciudadanos es muy alta?

—Estoy segura que López Obrador no va a fallar a este mandato histórico que tiene por delante.

¿Están conscientes del reto?

—Sí, la corrupción es terriblemente ominosa para la vida pública y social, está mermando 10% de nuestro PIB. La hermana siamesa de la corrupción es la impunidad y si nos concentramos en una sin fijarnos de la otra, no vamos a avanzar mucho.

¿Cuál atacar primero?

—Combatiremos las dos.

¿Qué va a pasar con el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), es una herramienta eficaz para combatir las redes de corrupción?

—Todo mundo sabe que el SNA está acéfalo en áreas fundamentales para su funcionamiento, lo que hay es apenas un inicio muy desafortunado por falta de voluntad política.

¿Qué van a hacer con el SNA?

—Vamos a ser muy responsables, porque ha tomado mucho tiempo lograr este producto y hay que relanzarlo verdaderamente. He visto un sistema abigarrado en términos burocráticos, por ello desde la SFP quiero más claridad, invitaré a todos mis colegas a relanzarlo desde una perspectiva acorde a las exigencias y que dé resultados.

Se han reunido con los colectivos #Fiscalíaquesirva, ¿qué hace falta para transformar a la PGR en una fiscalía general verdaderamente autónoma?

—La justicia tiene que servir, tiene que ser autónoma y tiene que estar sin ningún vínculo con los aspectos políticos. Sí hemos charlado con diversos sectores, no sólo con los tradicionales que han tenido un teléfono rojo con las pasadas administraciones. Mi mano está estirada para trabajar con todos, escucharlos y cerrar filas contra este lacerante problema.

¿Cuáles serán las políticas públicas que pondrán en marcha?

—Tenemos cinco proyectos estratégicos. El primero es poner al servicio de la sociedad y al servicio del combate a la corrupción a las nuevas tecnologías de información y comunicaciones.

Un segundo elemento tiene que ver con pensar cómo destrabar, deshacer y desarticular todos los conflictos de interés que han indignado a la sociedad. Un tercer elemento es avanzar hacia la profesionalización verdadera y el uso de todos los méritos, incentivos que tendrán nuestros funcionarios para ser los mejores.