Archivo
Si quieres evitar las arrugas y tener una piel más suave y tersa, la vitamina A y Omega3, presentes en pescados azules te ayudarán.

Si quieres retrasar el aparecimiento de arrugas y mantener una piel de apariencia jóven, debes consumir pescados azules como  sardina, boquerón, caballa, palometa, chicharro, atún, bonito del norte, salmón, anguila, pez espada. Según especialistas, el consumo de estos pescados son parte de una alimentación saludable y balanceada, ya que su alto contenido de vitamina A y Omega3 contribuye conseguir una apariencia lozana, con buen brillo.

El Omega3 mantiene una buena microcirculación cutánea, facilitando la llegada de oxígeno y nutrientes a la epidermis, comentó la nutricionista Liliana Vargas. El Omega3 presente en la parte oscura de los pescados azules, ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro, causante de arrugas y líneas de expresión marcadas. Asimismo, la especialista sostuvo que la vitamina A, la vitamina E y la C, actúan como antioxidantes, favoreciendo que la piel se mantenga suave y elástica.

El pescado es un alimento que se digiere fácilmente. Es rico en proteínas, con un contenido graso variable y relativamente bajo en calorías. Además, posee una serie de vitaminas y de elementos minerales que facilitan las funciones que se suceden en el metabolismo del organismo humano.

Entre los aminoácidos que abundan en la proteína del pescado figura la lisina (muy necesaria para los niños en crecimiento) y el triptófano (imprescindible para la formación de la sangre). Ambos aminoácidos escasean en la proteína de los cereales y de otros alimentos vegetales. Se encuentran cantidades importantes de triptófano en el plátano.

En cuanto a los minerales es muy rico en sodio y en potasio y algo menos en calcio. Por ejemplo, su contenido en yodo es unas 25 veces mayor que el de otras proteínas de origen animal. El pescado frito es una buena fuente de calcio y fósforo; lo mismo sucede con las sardinas enlatadas. Por su contenido en minerales el consumo de pescado es recomendable para niños en crecimiento y para mujeres embarazadas.

Aquí más beneficios de comer pescado:

1
Las proteínas del pescado contienen todos los aminoácidos esenciales, por ello son de un valor nutritivo muy alto.
2
El pescado es un alimento fácilmente digerible, con un contenido relativamente bajo en calorías
3
Los lípidos de los pescados azules se han asociado a una serie de efectos beneficiosos relacionados con la prevención del infarto de miocardio y de la arterioesclerosis.
4
En el pescado se encuentran todas las vitaminas que el hombre necesita para una buena nutrición. Las sardinas son uno de los pescados más ricos en vitaminas.
5
Las personas que consumen mucho pescado tienen mayor esperanza de vida
6
El pescado frito y las sardinas enlatadas son una buena fuente de calcio y de fósforo. Los mariscos son bajos en calorías y ricos en proteínas y minerales (calcio, yodo, hierro, potasio)