Miguel Riquelme, Gobernador de Coahuila / Foto: Vanguardia
Los Estados de la República tendrán que adecuar el marco jurídico para la actuación de sus instituciones, “es un problema que nos van a aventar y nos puede afectar en materia de seguridad”, señala

Torreón, Coahuila. – La despenalización de la mariguana, cuya iniciativa está en la Cámara de Diputados, incentivará el comercio de esta droga, a través de distintos mecanismos que pudieran quedar en manos del crimen organizado, advirtió el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís.

“México no está todavía preparado para enfrentar un reto como este, tampoco tenemos contemplado una derrama económica para el tema de la rehabilitación que permita hacer frente a los problemas que se pudieran originar”, opinó.

Ante una eventual legalización de la hierba, comentó que los Estados de la República tendrán que adecuar el marco jurídico para la actuación de sus instituciones, “es un problema que nos van a aventar y nos puede afectar en materia de seguridad”.

La mayor parte de los eventos de inseguridad que han impactado a la opinión pública, como los homicidios, tiene que ver con los efectos de este tipo de droga, “no es que yo esté en contra de una eventual legalización para el uso lúdico”, dijo el mandatario estatal.

Coahuila es un Estado que ha enfrentado retos mayúsculos en materia de seguridad, se conocen perfectamente las consecuencias del uso del narcótico y lo que menos se desea es dar pasos atrás, precisó.

México no está preparado para una eventual legalización del uso de mariguana con fines recreativos, porque de alguna forma estarían incentivando el comercio a través de mecanismos de quedar en manos de crimen organizado.  

PANDEMIA

En la reunión de Fortalecimiento de Programas de DIF Coahuila, llevada a cabo en el Centro de Convenciones, el gobernador, por otra parte, dijo que, alternando recursos destinados al Covid-19, a la seguridad y a la reactivación económica, en Coahuila no se han interrumpido programas de apoyo a la población vulnerable.

Por obvias razones, lo único que se ha cancelado son los festejos de navidad, puesto que no se desea provocar una movilidad extraordinaria de las personas en fiestas o visitas a donde se montan pinos navideños, explicó.

“Este año no habrá instalación de pistas de hielo, ni de pinos monumentales ni tampoco desfiles navideños, pero es por no contribuir a la movilidad”, aclaró.

El espíritu navideño tiene que seguir, sabemos de nuestras costumbres y tradiciones de esta época, pero auspiciar eventos es propiciar que la gente salga, eso no es bueno, sobre todo en municipios con alto índice de contagios.

Para la temporada decembrina no se contemplan medidas de restricción drásticas para la venta de alcohol, solamente no habrá ampliación de horarios, al contrario, se estará observando detenidamente el avance de Covid-19 en la región y de seguir así se podría hacer ajustes para reducir horas.

Sin embargo, lo que se busca es conservar la actividad que ahorita se tiene, evitando movilidad extraordinaria., precisó.