Imagen: twitter
Diversos personajes se han manifestado a favor del australiano, de 48 años, quien que en caso de ser extraditado podría ser condenado hasta a 175 años de prisión, acusado de espionaje

Este lunes, el tribunal londinense de Woolwich ha iniciado la audiencia para decidir si el fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, es extraditado a EU, quien lo reclama por cargos de espionaje, tras dar a conocer al mundo documentos secretos de EU que revelaban violaciones a los derechos humanos en las guerras de EU contra Afganistán e Irak.

Diversos personajes se han manifestado a favor del australiano, de 48 años, quien que en caso de ser extraditado a EU podría ser condenado hasta a 175 años de prisión, acusado de espionaje. 

El juez español Baltasar Garzón ha calificado este proceso contra Assange como "una locura" y "políticamente motivado"; de igual manera, uno de los fundadores de Pink Floyd, Roger Waters, quien siempre se ha declarado a favor de la labor de divulgación de australiano,  manifestó su apoyo marchando por el centro de Londres el pasado sábado, portando pancartas que decían "El periodismo no es un crimen".

Lo abogados de Assange buscan arreglar que su cliente obtenga asilo en Francia, ya que su hijo y la  madre del niño son de esa nacionalidad.

El año pasado, en octubre, luego de su primera audiencia, trascendió que Assange habría exclamado no entender bien lo que pasó, ya que no podía "pensar correctamente", esto quizá debido a las supuestas prácticas de tortura y aislamiento a las que ha sido sometido el fundador de WikiLeaks en la prisión londinense.

Ahora, se sabe que la audiencia de extradición se llevará a cabo en dos partes, siendo la segunda de ellas hasta mayo.