Desde su llegada, la novena regiomontana ha conseguido más beneficios que se traducen en buenas experiencias

Sultanes es parte de la historia del beisbol mexicano y desde 1939 se ha convertido en un referente del deporte en el norte del país al contar con nueve títulos. 

Su último campeonato en la Liga Mexicana data del 2007, cuando derrotaron a los Leones de Yucatán en su propia casa sin embargo, han pasado más de 10 años sin un título.

La sequía estuvo acompañada de malas estrategias comerciales que generaban una pobre entrada, contrastando con lo majestuoso de su estadio, el más grande de México.

Eso hizo que su dueño, José Maiz, buscara un aliado para que el equipo no desapareciera.

El resultado llegó el 17 de febrero del 2017, cuando Pepe Maiz, anunció su alianza con el Grupo Multimedios, que adquirió el 50 por ciento del equipo. 

Desde su llegada, Multimedios puso manos a la obra para mejorar al equipo en lo deportivo y comercial mostrando una cara distinta a lo conseguido años pasados. 

El empuje mediático del gigante televisivo fue fundamental y a un año de distancia de la adquisición, el resultado ha sido positivo de formas diversas.

Se hizo  la inversión más grande a la infraestructura del estadio desde su inauguración en 1990, cambiando todo el alumbrado, instalando pasto sintético, ampliando los vestidores, haciendo oficinas nuevas, habilitando más butaquería y adquiriendo una nueva pantalla para recibir a los Dodgers de Los Ángeles y los Padres de San Diego.

La difusión también sufrió un cambio radical gracias a Multimedios, gracias al importante nivel de difusión. 

En radio, televisión e internet, los Sultanes comenzaron a ser nombrados y los conductores utilizaron ropa del equipo para familiarizarlo con la afición. 

Eso hizo que los números comenzaran a mejorar y colocaron a los Sultanes en el mapa nacional, aprovechando el boom publicitario. 

En lo deportivo, los Sultanes llegaron a la Serie del Rey en el torneo de verano del 2018, cayendo ante los Leones de Yucatán en siete juegos.

Ahora, nuevamente están en la gran final y tienen todo para ser campeones. 

Y en Saltillo 

A pesar de que no es oficial, los Saraperos de Saltillo podrían ser adquiridos por Multimedios y la luz comienza a salir luego de años donde el equipo estaba en serios problemas.

Archivo

Los Saraperos sumaron su cuarta temporada sin playoffs, la primera ocasión en su historia que pasa y la afición ya está cansada de los malos manejos por parte de la directiva.

El problema no es nuevo y desde la salida de la Familia Ley, el equipo no ha podido regresar a los planos estelares. 

Además de lo deportivo, el estadio ya sufre los estragos del tiempo, que ya tiene algunos años sin una reparación contundente. 

Pese al esfuerzo por parte de la directiva de mantener a flote al equipo, los Saraperos viven uno de sus momentos más complicados y están a la espera de un salvavidas que los ayude a mantenerse a flote en la Liga Mexicana de Beisbol.

Saltillo necesita ver a su equipo entre la élite de la LMB ya sea con Multimedios o con la misma directiva.