Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx
Lo más angustiante de la historia, es la incertidumbre del final. Hasta hoy, 177 naciones han reportado 2.4 millones de contagios y 165 mil defunciones. El nuevo virus ha introducido cambios dramáticos a nuestra vida, desde la forma que interactuamos, aprendemos y trabajamos. Este artículo de opinión no es verídico, es un juego para imaginar el futuro en el nuevo mundo.

i. La vida sigue.

En México estamos en la tercera fase de contingencia. Mientras otros países inician un orden estable de contagios, el disparo de infección por Covid-19 en América Latina ha repuntado.

Cuando estas fases de contigencias pasen ¿Evitaremos las multitudes? ¿Saldremos a la calle? ¿Ayudaremos a nuestros vecinos?

Estudios han demostrado que el SARS, Ébola e influeza, causaron aumentos de ansiedad, depresión y furia en la población.  Pero también dieron pauta a nuevos sistemas de comportamiento diseñados para mantener el control: ejercicio, alimentación, higiene y lectura controlada de noticias. 

Cuando una vacuna esté lista, nivelar los estragos sociales del la pandemia puede tomar años. El tiempo considerable para que  la gente puede acostumbrarse a nuevos hábitos: evitar fiestas, restaurantes, conciertos, misas, viajes por avión, etc. 

Este es el nuevo mundo Covid-19, el que nace cuando lo antiguo ha sido modificado de tajo.

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx

ii. Aprenderemos a pasear con el nuevo virus.

El nuevo Coronavirus será nuestra mascota y aprenderemos a quererla. 

Aquí está, es pequeñita, prácticamente invisible: una esfera con un diámetro de 0.125 micrones (125 nm). 

Cada día lo entendemos más. Sabemos su tiempo de sobrevivencia en distintas superficies, en el ambiente y aerosoles.  Sabemos que el jabón es su enemigo. Protegemos nuestros ojos, nariz y garganta. 

En algún momento, saldremos a un parque con calma y sabremos  que el virus está ahí, callado.

Ahora estamos estresados. Los psicólogos le llaman reacción de lucha o huida.  Vivir en constante hiperexcitación es agotador.

Al final aceptamos nuestro destino, de la misma manera que la princesa Leia admitió los besos y caricias de Jabba the Hutt.  

A todo se acostumbra uno. Evitemos encariñarnos demasiado.

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx

iii. A la moda, lo que te acomoda.

Hoy es factible, que en la calle te agarren a golpes para robarte tu máscarilla N95. Son quizá más valiosas que un Rolex Submariner.

¿Has notado que todo mundo vende mascarillas? Pero hay de unas a otras. Hay tendencias y modas.

En un video que se a vuelto viral y seguro viste, una joven checoslovaca nos explica la necesidad de usar mascarilla. En un momento dice: «te proteges, me proteges» y se coloca una máscara negra en la boca. La retórica del anuncio es seductora.

Todo viene de un estudio publicado en The New England Jornal of Medicine sobre la transmisión del virus por aerosoles. El uso de mascarillas es necesario.

Se crearan nuevas mascarillas con diseños de moda y eficacia ante las diminutas partículas. La ropa cambiará hacía nuevas tecnologías. Las marcas usarán innovadores diseños de protección textil y electrónico.

Habrá tenis, sombreros, mascarillas, camisetas, pantalones especiales para el nuevo mundo Covid-19.

La ropa se dividirá en dos tipos: las que usaremos en la calle y la vestiremos en nuestra casa. 

 

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx

iv. Los de adentro y los de afuera.

El mundo se dividirá en dos clases: Los que han sobrevivido al virus y los que jamás han sido contagiados: los que salen y los que se guardan. 

Debaten en Italia, que salir a trabajar dependerá de los anticuerpos que tenga un ciudadano.  Una acción real que el New York Times calificó de ciencia y ficción. 

El estado podrá tener un registro de la población con anticuerpos.

Por gusto u obligación, el ciudadano rayará su cuerpo con un número social y una imágen representativa ante su victoria al nuevo virus. Quizá la imagen es un círculo con coronas u otra imagen icónica que nazca de las raíces de la cultura popular.

También a los 'sanados' se les conocerá por un nombre que estará por inventarse.

Aún no sabemos como resolverán aquellos individuos con anticuerpos ¿Serán inmunes en su vida o por cierto tiempo? ¿Podrán contagiarse nuevamente con la misma fuerza o en menor grado?

Pero los que han vencido la pandemia,  protegerán a los que deben evitar contacto con el virus.

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx

v. Seremos rastreados.

Si miramos las conferencias del doctor Hugo López-Gatell, nos sorprenderemos al ver gráficas de movilidad mediante el uso de teléfonos móviles.

En el futuro esta información será individualizada. 

En Corea del Sur, los investigadores usan información de teléfonos inteligentes para localizar en diez minutos, a todas las personas que han podido ser contagiadas por un individuo. 

El nuevo mundo Covid-19 ha cambiado nuestra privacidad. Y lo más interesante es que pensamos distinto como sociedad.

Ahora muchos ciudadanos dan la bienvenida al espionaje gubernamental.  

El control que era secreto por los gobiernos, se volverá público. La excusa será que la nación que controle la geolocalización y privacidad  de sus habitantes, vencerá todas las epidemias.

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx

vi. Nos trasladaremos en cápsulas.

El transporte público está en crisis. Su uso a disminuido un 80% en Europa y los Estados Unidos. 

El transporte público tendrá que cambiar. Los Uber y taxistas son ahora actividades peligrosas.

Los autos grandes son los carruajes del mundo antiguo.

La solución será un nuevo vehículo para las masas: un auto para dos personas y cajuela. Se la llamará 'La Cápsula' o algo así.

El auto del nuevo mundo, parece un Vocho o un Smart, pero tiene un precio muy económico. No es necesario que corra grandes velocidades, su prioridad es la protección del usuario con su ambiente. Sus medidas son estándares internacionales.

Habra estacionamientos para las Cápsulas. Para subir al transporte público, lo harás con tu auto. El transporte público será una nodriza de Cápsulas. 

También las Cápsulas tienen un baño. —no se como funciona, pero tienen un baño.

 

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx

vii. Volar es cosa del pasado.

Los aviones seguirán, pero carecerán de la popularidad que tenían en el mundo antiguo.

Los aviones tienen problemas de ventilación y espacio que deben resolver. 

En el nuevo mundo, los viajes transcontinentales quizá sean a través de barcos. Navegaremos en una especie de contenedor marítimo (la Cápsula es incómoda, pero forma parte del equipaje). 

Este contenedor marítimo es como un cuarto de hotel aislado y con salidas controladas a la cubierta de la nave.

Regresando al tema de los aviones, United Airlines anunció ayer que perdió 2.1mil millones de dólares en estos meses de crisis. Un ejemplo de lo que sucede a todas la aerolíneas. 

La asombrosa baja del precio del barril del petróleo tiene relación con la crisis de transporte. El mundo necesitará menos combustible y menos refinerías.

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx

viii. El mundo se vuelve más pequeño.

Los países se aislan al buscar el bienestar de sus habitantes.

¿Qué país nos venderá respiradores? —Ninguno.

Se terminó la Aldea Global de Marshall McLuhan. No viajaremos. Buscaremos florecer en nuestra tierra. Seremos endemicos. 

Trump nos sorprendió ayer con la cancelación de visas de trabajo y ha aniunciado se eliminará la dependencia productiva y comercial en artículos esenciales con otros países. Las fronteras serán más herméticas y los países buscarán el control de la circulación social. 

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx

ix. Hogar, dulce hogar.

De pronto nos fuimos a casa. Nos adelantamos de tajo, un cambio eminente que tomaría años. Los empresarios han encontrado que el trabajo en casa es posible y menos costoso.

Seguiremos en casa y los antiguos espacios de trabajo colectivo serán reutilizados de otras maneras.

Las aplicaciones de teleconferencia evolucionarán en calidad y seguridad. La producción del empleado se medirá de nuevas formas.

Las universidades que no están preparadas para educación a distancia, tratarán de unificar sus sistemas.

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx

x. Evitaremos aglomeraciones.

Paulatinamente regresaremos a los restaurantes, bares y onciertos, pero no en el corto tiempo. 

Las oficinas, la gentrificación, los hostales, los hoteles tendrán que adecuarse al nuevo mundo.

Los hoteles del nuevo mundo utilizarán un nuevo movilario de función hospitalaria.  Ya no hay controles remotos, ni teléfonos.

Los individuos que puedan, buscarán vivir fuera de las manchas urbanas o en nuevos sistemas urbanos pensados para la psique del nuevo mundo Covid-19.

Los fraccionamientos con casas de Infonavit son antiguos. Habrá mas infraestructura de comunicación en las zonas rurales. El campo se volverá a poblar.

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx

xi. Para llevar

Un artículo en el NYTimes muestra como en un restaurante de Hong Kong, la infección de Coronavirus está mas relacionada a los sistemas de ventilación que la proximidad de las mesas.

Regresar a los restaurantes nos tomará tiempo. Las comidas para llevar son las ganadoras en el nuevo mundo. Muchos restaurantes han improvisado sus servicios hacía este servicio, innovando en nuevas formas de empaquetado y traslado.

Cocinamos más en casa, pero cuando vemos en BlondaPLF un salmón fresco sobre pasta orzo, cubierto con aderezo de yogurt y pepino, lo pedimos a domicilio.

Los estudios dicen que los alimentos son seguros en el nuevo mundo, si los adquirimos en establecimientos que brinden confianza en la producción y envío. 

Los supermecados ya no necesitarán la infraestructura en amplios terrenos, el público los evita. Los pedidos de alimentos y despensa por Internet va a todo galope.

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx

xii. Ponerse en forma.

Ahora hacemos ejercicio. Los gimnasios son del antiguo mundo y será difícil regresar  a ellos en corto tiempo. Las apps con entrenadores abundan abundan ahora. La mayoría con estrategias de ejercicio en casa y sin accesorios sofisticados.

Ahora cocinamos nuestros alimentos y eso es un hábito que será difícil deshacer. Cultivamos nuestros propios alimentos en huertos privados o colectivos.

Pero no todo es bueno en el nuevo mundo. De acuerdo a un documento del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP). Se espera que la hambruna se intensifique al doble en el nuevo mundo. 265 millones de personas sufriran de hambre al final del 2020. El doble de los 135 millones que sufrieron antes del nuevo virus.

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx

xiii. El bhramari

El yoga y la respiración son disciplinas ancestrales del nuevo mundo. 

Mediremos nuestros niveles de oxígeno con oximetros y en el nuevo mundo dormiremos en prono, boca abajo. Habrá camas especiales para esta incomoda posición.

La respiración no sólo servirá para ejercitar nuestro sistema respiratorio, en el nuevo mundo Covid-19 funcionará para relajar la angustia de nuestro pensamiento.

Evitaremos fumar y los cigarros tendrán más impuestos.

Valoramos la respiración.

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx

xiv. Información con valor.

Buscaremos información confiable. Seleccionaremos los medios que verifiquen la información con rigor periodístico. Vanguardia-Mx te ofrece suscripciones digitales aquí

El soporte financiero de ciudadanos para el periodismo local es importante.

Sobre todo la búsqueda de buenas noticias. En el nuevo mundo, la gente ha buscado por Google las palabras 'good news'.

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia-Mx.

xv. AR y VR

La realidad aumentada y virtual es realidad. En 2017 Vanguardia-Mx nos envió a Crans-Montana, Suiza.  Asistimos al World VR Forum y vimos un mundo de ficción.

La realidad virtual había llegado y se esperaba un repunte que la tecnología no hizo con fuerza. El nuevo mundo va a ocasionar que la tecnologias AR y VR despeguen. Este es el año en que el usuario requerirá interacción con objetos y espacios sin salir de su espacio personal.

En el nuevo mundo, las tiendas departamentales han cerrado. Las tiendas necesitan de la realidad aumentada. 

Los museos y galerías en el nuevo mundo, mudarán su aura a espacios virtuales con tecnología VR. 

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia.

Ya son quince puntos, pero este es el más importante en el nuevo mundo.

El hábito que será dificil de dejar, es la obsesión por lavarnos las manos.

En el nuevo mundo habrá fabricas de jabón con nuevos productos para el lavado de manos y cuidado de la piel.

Se crearán productos para lavar comodamente nuestras manos en el espacio público.

 

Ilustración de Federico Jordán para Vanguardia.

¿Y cómo crees que será el nuevo mundo Covid-19?