Foto: Tomada de Internet
“Lo estamos haciendo de manera transparente dando la cara tanto a las autoridades como al pueblo"

Monterrey, Nuevo León. De nueva cuenta, el ex gobernador de Nuevo León Rodrigo Medina de la Cruz acudió ante un juez de control ya que el estado busca vincularle a proceso por los delitos de peculado y daño patrimonial.
Ya en el pasado un juzgador había desestimado esos delitos en contra del ex mandatario estatal.

El pasado 9 de agosto, Medina de la Cruz fue vinculado a proceso, pero solo por el delito de ejercicio indebido de funciones públicas en relación con el caso KIA.

Este es el segundo intento de la Subprocuraduría Anticorrupción de que un juez lo vincule por los citados delitos.

A su llegada, el ex mandatario dijo estar dispuesto a acudir cada vez que la autoridad lo estime conveniente.
“Lo tenemos que atender es lo que marca la Ley”, expuso.

Su llegada a Palacio de Justicia fue poco después de las 8:30 horas. Llegó acompañado de sus abogados Alonso Aguilar Zínser y Javier Flores Zaldívar.

A su llegada una mujer se le abalanzó y lo saludo efusivamente.

El ex gobernador reiteró estar tranquilo, a pesar del proceso en su contra.

“Lo estamos haciendo de manera transparente dando la cara tanto a las autoridades como al pueblo. Tranquilos con la conciencia tranquila de que no hemos cometido ningún ilícito”, manifestó.