(Foto: SinEmbargo)
‘Uno de los aspectos que más nos llama la atención fue el hecho de que mencione que fue investigadora y docente en nuestra institución cuando su participación dentro del ITAM no fue de la manera que ella señaló’, menciona el comunicado de la comunidad universitaria
Exigimos que se tome el más alto grado de responsabilidad en estas decisiones. Solamente a través de un genuino sistema de pesos y contrapesos, de la conducción honesta y apegada a los valores por parte de nuestros representantes y de toda la sociedad podremos construir un México más libre, más justo y más próspero”.
Comunidad universitaria del ITAM.

CDMX.- Ex alumnos, profesores y miembros de la comunidad del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) desaprobaron, mediante un comunicado, la designación de Paloma Merodio Gómez com vicepresidenta de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Los firmantes señalaron que la designación de Merodio “vulnera la autonomía del INEGI y pone en duda la credibilidad de nuestras instituciones”, cuyos dirigentes “no pueden ni deben ir en contra de la legalidad”.

La comunidad del ITAM asegura que la vicepresidenta “no refleja los valores fundamentales de la casa de estudios. Su aspiración al cargo es por demás irresponsable alejada de la ética al presentar un currículum inexacto y cuestionable en su veracidad”.

Además se esclarece que Merodio Gómez nunca fue investigadora ni docente de la institución.

“Uno de los aspectos que más nos llama la atención fue el hecho de que mencione que fue investigadora y docente en nuestra institución cuando su participación dentro del ITAM no fue de la manera que ella señaló”, menciona el comunicado.

Finalmente, hacen un llamado a las autoridades del país “a reflexionar sobre la importancia de la fortaleza de nuestras instituciones”, puesto que el de Merodio no es el único nombramiento cuestionable.

“Exigimos que se tome el más alto grado de responsabilidad en estas decisiones. Solamente a través de un genuino sistema de pesos y contrapesos, de la conducción honesta y apegada a los valores por parte de nuestros representantes y de toda la sociedad podremos construir un México más libre, más justo y más próspero”, concluyen.

Paloma Merodio, de 31 años, fue criticada por más de 30 organizaciones por su falta de experiencia profesional para el puesto por el que fue ratificada el pasado 6 de abril por el Senado de la República.

Dos de estos grupos que cuestionaron a la funcionaria del Inegi fueron ex alumnos de Harvard y el Centro de Estudios Espinoza Yglesias (CEEY).

La vicepresidenta de la Junta de Gobierno solamente cuenta con un año 5 meses de experiencia laboral de alto nivel jerárquico, cuando se piden al menos cinco; tampoco cumple con el requisito alternativo de ser académica de reconocido prestigio. Asimismo, en su currículum presentó diversos problemas de “falsedad, ambigüedad o inexactitud de la información”.