En una ceremonia que fue encabezada por el veterano líder del Partido Comunista de Rusia, Guennadi Ziuganov comunistas rusos depositaron una ofrenda floral ante la tumba de Joseph Stalin (1879-1953).

Los comunistas rusos depositaron hoy una ofrenda floral ante la tumba de Joseph Stalin (1879-1953), que se encuentra a los pies de la muralla del Kremlin, con ocasión del 68º aniversario de la muerte del líder soviético.

En la ceremonia, encabezada por el veterano líder del Partido Comunista de Rusia, Guennadi Ziuganov, participaron diputados de la Duma rusa y representantes del movimiento juvenil comunista.

Al son de marchas y con banderas rojas y pancartas de Stalin, más de un centenar de personas acudieron a la Plaza Roja y depositaron claveles rojos a los pies del busto del líder comunista.

Partidarios del partido comunista participan en una ceremonia de colocación de ofrenda floral en la tumba de Joseph Stalin mientras los comunistas conmemoran el 68 aniversario de su muerte cerca del muro del Kremlin en la Plaza Roja en Moscú. Foto: EFE

Ziugánov, quién calificó al dictador soviético, de origen georgiano, de "hombre ruso de espíritu", defendió su legado y llamó a las autoridades rusas a tomar lecciones del líder soviético.

"Así es como hay que unir a la sociedad para superar la actual crisis del sistema, sería útil para todos tomar lecciones de la forma de gobernar de Stalin", señaló durante su breve intervención.

A casi siete décadas de su deceso, el dictador soviético sigue siendo objeto de polémica. 

Mientras el Partido Comunista de Rusia insiste en que el papel histórico del dictador que gobernó la Unión Soviética entre 1924 y 1953 fue positivo para el país, hay quienes no le perdonan las represiones políticas que costaron la vida de millones de personas.

Un partidario del Partido Comunista sostiene un retrato del exlíder soviético Joseph Stalin durante una ceremonia de ofrenda floral en la tumba de Joseph Stalin. Foto: EFE

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, condenó en 2007 las represiones soviéticas, en especial las estalinistas, y llamó a la población a no olvidar "el exterminio de estamentos enteros, como el clero, el campesinado y los cosacos".

Si bien en una encuesta realizada en 2017, el 38 % de los rusos consideraron a Stalin el personaje "más extraordinario de todos los tiempos", dos años después su papel en la historia fue valorado positivamente por un 70 % de los encuestados, según el Centro Levada.

Según afirmó a partir de este estudio el experto del Instituto de Sociología de la Academia de Ciencias de Rusia Leonti Bízov, esta actitud responde a la extrema politización y polarización de la sociedad rusa, lo cual conduce a valoraciones "más radicales".

"La figura de Stalin comienza a verse como un símbolo de justicia y una alternativa a las actuales autoridades, consideradas como injustas, crueles. Se trata de una imagen puramente mitológica de Stalin, muy lejana del personaje histórico real", concluyó.