Foto: Cuartoscuro
Autoridades de EU se mantienen en alerta ante una eventual entrada masiva de migrantes por esta garita en Día de Acción de Gracias

BAJA CALIFORNIA. En vísperas del Día de Acción de Gracias, ahora fue el turno de la garita de Otay para que elementos de Customs and Border Protection (CBP) instrumentaran medidas de reforzamiento a la seguridad en Tijuana, Baja California.

Primero fue la garita de San Ysidro, donde personal militar y del CBP se encargó de reforzar con elementos armados, alambrada de púas y placas metálicas, los accesos al puerto de entrada, así como las áreas descubiertas de la canalización del río Tijuana.

Desde las primeras horas de este miércoles fue la garita de Otay donde se registraron movilizaciones de personal uniformado que instaló alambradas, barricadas y otros obstáculos.

El CBP cuenta con informes extraoficiales que han alertado sobre la eventual entrada masiva de migrantes hondureños a contraflujo de las garitas de acceso.

Según dichos informes, intentos de cruce masivo podrían registrarse este jueves en que se celebra el Día de Acción de Gracias en la unión americana.