La fusión de WarnerMedia, rama de entretenimiento de AT&T y Discovery que está valorada en 43,000 millones de dólares se perfila como un nuevo gigante de los contenidos streaming que podría rivalizar con Netflix y Disney.

La fusión de WarnerMedia y Discovery valorada en 43,000 millones de dólares que se anunció perfila un nuevo gigante mediático que podría rivalizar con los actuales líderes de los contenidos por 'streaming', Netflix y Disney, gracias a más de 200,000 horas de programación y marcas como HBO, CNN, Warner Bros. o DC Comics.

Tras varios días de rumores sobre un posible acuerdo, la firma de telecomunicaciones estadounidense AT&T, que compró hace tres años Time Warner y la convirtió en su división WarnerMedia, confirmó esta operación que busca "formar un nuevo líder global del entretenimiento" dirigido por el máximo ejecutivo de Discovery, David Zaslav.

La compañía resultante de la fusión, que está sujeta a la luz verde de reguladores y accionistas, con fecha prevista de cierre a mediados de 2022, reunirá bajo el mismo paraguas una de las mayores bibliotecas de entretenimiento del mercado y un centenar de marcas históricas, de acuerdo a un comunicado de AT&T y Discovery.

Según los detalles divulgados, la transacción fue aprobada por las juntas directivas de ambas firmas, será totalmente en acciones y AT&T recibirá 43,000 millones de dólares en una combinación de efectivo, títulos de deuda y la retención de parte de la deuda de WarnerMedia.

De cara al ejercicio 2023, las proyecciones para la empresa fusionada pasan por una facturación estimada de 52,000 millones de dólares, unos beneficios brutos de 14,000 millones y un ahorro de costes de 3,000 millones anuales en sinergias que le permitirán "incrementar su inversión en contenidos e innovación digital".

El consejero delegado de AT&T, John Stankey, dijo en una conferencia digital esta mañana que llevaba un tiempo "contemplando la estructura del negocio" y que gracias a esta separación de su división mediática, los accionistas podrán beneficiarse del liderazgo de la firma en el sector de las telecomunicaciones y en la red de conexión ultra rápida 5G.

Zaslav, por su parte, destacó la ventaja de combinar "marcas históricas, periodismo de primer nivel y franquicias históricas" en un solo conglomerado, consideró que los activos de ambas "son más valiosos si están juntos" y se propuso como misión "contar las historias más increíbles y tener mucha diversión haciéndolo".

"Con una biblioteca de preciada propiedad intelectual, equipos de gestión (que funcionan como la) dinamita y experiencia global en cada mercado del mundo, creemos que todos salen ganando", agregó en una nota, señalando su compromiso con unas "cuentas sólidas y mejor posicionadas para competir" con los líderes del 'streaming'.

AT&T compró Warner Media por unos 85,000 millones de dólares en 2018 y desde entonces ha sometido al antiguo conglomerado a restructuraciones y cambios de liderazgo, lo que algunos analistas han considerado que reflejaba una estrategia fallida.

Entre los nombres que aglutinará la nueva empresa están HBO, Warner Bros., Discovery, DC Comics, Cartoon Network, HGTV, Food Network, the Turner Networks, TNT, TBS, Eurosport, Magnolia, TLC y Animal Planet, entre otros.

A finales de marzo, la plataforma HBO Max de WarnerMedia tenía una base de suscriptores global de 64 millones y Discovery reveló en abril que había alcanzado los 15 millones, mientras que Netflix tiene unos 208 millones y Disney+ sobrepasa los 100 millones.

Los ejecutivos dijeron que AT&T y Discovery tienen un gasto combinado de unos 20,000 millones anuales en contenidos, lo que situaría a la nueva gigante del entretenimiento en ese sentido por delante de Netflix, que invierte unos 17,000 millones, y que podría tener repercusiones en el sector.

"Ahora tenemos tres titanes mediáticos, lo que significaría que la guerra de gastos por el contenido probablemente aplastará a los servicios de 'streaming' más pequeños", opinó Ed Moya, de la firma Oanda.

La noticia de la fusión, en la que los accionistas de AT&T obtendrán el 71% de los valores de la nueva compañía y los de Discovery el resto, tuvo una buena acogida inicial en Wall Street, con subidas del 4.5 % para la primera y del 15 % para la segunda, que en cuestión de horas se moderaron. 

Cómo puede cambiar la TV

 

Por el momento, WarnerMedia y Discovery aún no han decidido cómo venderán sus contenidos tras una posible fusión que promete revolucionar el mercado televisivo en decenas de países y... ¿también nuestros bolsillos?

La plataforma de "streaming" que puede nacer, si obtiene el visto bueno de los reguladores, sumaría todo el catálogo de películas de la Warner Bros, la series de HBO, las cintas de DC Comics, el canal de noticias CNN, el grupo deportivo Eurosport y hasta los derechos de emisión de los Juegos Olímpicos en Europa.

Con una oferta así, el nuevo gigante plantaría cara a Netflix y Disney, que ya suman más de 300 millones de abonados en todo el mundo.

"Tendremos una flexibilidad enorme en la forma en que empaquetamos nuestros servicios", aseguró David Zaslav, el máximo ejecutivo de Discovery, llamado a ser el futuro dirigente del gigante mediático.

La operación, valorada en 43,000 millones de dólares, causó un enorme revuelo entre los inversores porque concentraría en una sola marca el activo más valioso del mundo de la televisión: La propiedad intelectual.

"Mi primera reacción fue 'guau", aseguró a la revista Variety el analista de medios Mathew Horsman.

UN TITÁN DE LA TELEVISIÓN: DE "GAME OF THRONES" A "FRIENDS" y "SUPERMAN"

 

Hasta ahora dos marcas han dominado el mercado de contenidos por internet, Disney+ y Netflix.

En apenas un año, Disney+ ha superado los 100 millones de suscriptores en todo el mundo. Netflix, que aún lleva la delantera con 208 millones de abonados, tardó casi una década en alcanzar esos datos.

¿Qué explica el rápido crecimiento de Disney? Su imponente catálogo de marcas y derechos de emisión: Marvel, Star Wars, Pixar y National Geographic son cuatro de las franquicias más conocidas del planeta que la compañía integró en un mismo catálogo. 

De esta manera, la empresa de Mickey Mouse ha conseguido que millones de hogares estén dispuestos a pagar para ver una y otra vez sus clásicos de animación y otras series de estreno que resultan muy fáciles de vender como "The Mandalorian", que ya contaba con una legión de fans de Star Wars.

Netflix, consciente de que peligra su liderazgo, lleva meses invirtiendo en series y películas; acaba de firmar un acuerdo con Sony; y busca crear su propio universo de superhéroes. 

Por su parte, la tecnológica Apple ntró en el negocio televisivo desde cero con acuerdos junto a personalidades como Oprah Winfrey, Martin Scorsese, Stephen King y Jennifer Aniston para construir su librería.

Pero la posible fusión de WarnerMedia y Discovery parte con ventaja. Es propietaria de tres firmas históricas: HBO, Discovery y los estudios Warner Bros. 

Se explica mejor con un simple dato: Dos de los fenómenos televisivos más importantes de la historia, "Friends" y "Game of Thrones", son suyos.

Desde hace 50 años, HBO tiene una de las reputaciones más prestigiosas de la televisión, con títulos como "The Wire", "The Sopranos", "Westworld", "True Detective", "Sex and the City" y éxitos actuales como "Euphoria".

Entre los 18,000 títulos que posee Warner Bros. se encuentra el universo DC Cómics, es decir, "Joker", "Wonder Woman", "Suicide Squad" y cada una de las películas de Batman y Superman estrenadas en los últimos 40 años. 

Y a todo eso se suma Discovery, una firma con presencia en todo el mundo gracias a su apuesta por el género documental y el grupo Eurosport, al que casi cualquier espectador europeo ha recurrido alguna vez para seguir una competición deportiva.

"No solo somos mejores juntos, somos los mejores juntos", afirmó Zaslav.

TERREMOTO FUERA DE ESTADOS UNIDOS

 

El detalle que ha revuelto a inversores de todo el mundo es que esta fusión podría cambiar en corto plazo el panorama televisivo de infinidad de países.

En EU aglutinaría HBO Max y Discovery+, dos servicios que de por sí suman unos 70 millones de abonados, mientras que en Europa la suma de fuerzas puede resultar aún más devastadora.

Por ejemplo, el grupo Discovery tiene los derechos de los Juegos Olímpicos en España. Por primera vez en su historia, el grupo público RTVE tuvo que negociar un acuerdo para emitir en abierto las competiciones más importantes. Ahora, pactos así pueden quedar en el aire para el futuro.

En el Reino Unido e Italia, la fusión podría amenazar al grupo Sky, principal competidor de la BBC y la RAI gracias, en parte, a sus acuerdos con Warner.

Y en Latinoamérica la noticia podría crear de manera inminente una plataforma que arrasaría en el mercado, donde la sola llegada de HBO Max este verano ya amenazaba a servicios propios como Claro Video.