Foto: Josué Rodríguez
Los refugios para mujeres que sufren violencia extrema, son a iniciativa de la sociedad civil, por lo que con el de Piedras Negras ya se tienen seis en el estado

Piedras Negras, Coah.- En la medida de que se tenga una sociedad más igualitaria, habrá menos violencia y menos necesidad de crear lugares especializados (refugios) para atender a las mujeres que han sido violentadas y que tienen riesgo de perder la vida, precisó la Secretaria de las Mujeres, Luz Elena Morales.

Destacó que gracias a la conciencia que han tenido organismos de la sociedad civil, indicó, además de las acciones que realiza el Gobierno del Estado, se han disminuido en Coahuila hasta en un 73 por ciento los homicidios dolosos contra mujeres en comparación con el 2012.

Resaltó que los refugios para mujeres que sufren violencia extrema, son a iniciativa de la sociedad civil, por lo que con el de Piedras Negras ya se tienen seis en el estado y son muy importantes para atender a las mujeres que lo requieren.

Destacó que los esfuerzos del Gobierno del Estado han sido muchos en este rubro, ya que se han invertido más de 130 millones de pesos, en centros de justicia para las mujeres, se ha invertido en presupuesto etiquetado, para programas de empoderamiento económico de la mujer.

“Se ha hecho una armonización legislativa, para garantizar los derechos de las mujeres, garantizar una igualdad, pero necesitamos el apoyo de toda la sociedad para poder erradicar la violencia”, subrayó.

Ante esto, enfatizó que se debe crear un compromiso de educar en igualdad a hijos e hijas, que todos sean colaboradores en la limpieza del hogar, ya que con simples acciones que va marcando una diferencia.

“Cuando empezamos a crear una crianza desigual en nuestros hijos a la larga va a crear discriminación y la discriminación genera violencia”, señaló.

Por lo que hizo un llamado a toda la sociedad, para que se una en estas acciones y poder eliminar la violencia, formando una nueva generación de ciudadanos y ciudadanas, con conciencias de que hombres y mujeres somos iguales.

“Se habla de derechos de las mujeres, pero esto no quiere decir que les estemos quitando derechos a los hombres, sino que estamos reclamando y ejerciendo los mismos que ellos están ejerciendo”, puntualizó.