Tomada de Internet
Durante el One Love Mánchester, la cantante usó un atuendo con un estampado con las fotografías de las 22 personas que murieron durante el atentado en la ciudad.

Katy Perry rindió un doble homenaje a las víctimas del atentado en Mánchester durante su presentación en el concierto benéfico organizado por Ariana Grande.

Perry, quien fue una de las últimas apariciones durante el show, subió al escenario a interpretar "Part Of Me", en versión acústica, y "Roar", dos de sus más populares temas.

De acuerdo con Variety, la cantante llegó con un vestido blanco que estaba adornado con fotografías de las 22 personas que murieron en el ataque del 22 de mayo, cuando en un concierto de Ariana, un sujeto detonó una bomba.

Las fotografías cubrían su cuello, su espalda y sus muñecas, pero debido al resto de su vestuario, las cámaras no captaron por completo el gesto de Perry.

"El amor conquista el miedo, y el amor conquista el odio, y este amor que elegimos es lo que nos da fuerza, es nuestro mayor poder", dijo la cantante durante el show.

El concierto, denominado One Love Mánchester, se hizo para recaudar fondos dirigidos a las víctimas y familiares que dejó el atentado.

En él, se presentaron además Justin Bieber, Niall Horan, Robbie Williams, entre otros, que conformaron un total de 13 artistas.

Mira un fragmento de la presentación de Katy Perry aquí.