La fábrica de Nutella más grande del mundo volvió a funcionar al concluir una huelga convocada en protesta por las condiciones salariales. Foto: AP
La fábrica, en Villers-Ecalles en Normandía, Francia, estuvo prácticamente paralizada por una semana en que activistas del sindicato Fuerza Laboral impidieron a los camiones entrar o salir de las instalaciones.

La fábrica de Nutella más grande del mundo volvió a funcionar al concluir una huelga convocada en protesta por las condiciones salariales.

Ferrero, la empresa dueña de la marca, anunció que la planta reanudó sus “actividad normal” durante la noche.

La fábrica, en Villers-Ecalles en Normandía, Francia, estuvo prácticamente paralizada por una semana en que activistas del sindicato Fuerza Laboral impidieron a los camiones entrar o salir de las instalaciones.

Prescillia Bourguignon, portavoz de la gerencia, dijo que hubo “progreso positivo” en las negociaciones.

La planta produce 600,000 frascos diarios de manteca de chocolate y almendras, es decir una cuarta parte de la producción mundial.

El sindicato dijo que 160 de los 350 trabajadores participaron del paro en reclamo de un aumento salarial de 4.5%, una bonificación por única vez de 900 euros y mejores condiciones de trabajo.