Foto: Especial
La Secretaría de Hacienda informó este jueves que a través de una operación de financiamiento en los mercados internacionales de capital se colocaron cuatro bonos Samurai en el mercado japonés por un monto total de 135 mil millones de yenes, unos mil 500 millones de dólares

Ciudad de México. Para lo que resta del año el gobierno mexicano dejará de contratar deuda externa. La Secretaría de Hacienda informó este jueves que a través de una operación de financiamiento en los mercados internacionales de capital se colocaron cuatro bonos Samurai en el mercado japonés por un monto total de 135 mil millones de yenes, unos mil 500 millones de dólares.

“Con la emisión de bonos Samurai en el mercado japonés el día de hoy termina su programa de financiamiento externo 2016”, dijo la dependencia.

Informó que “a pesar de la incertidumbre que prevalece en los mercados financieros internacionales, la emisión se dio en condiciones favorables para el gobierno federal. En esta operación se alcanzó una demanda total por más de 180 mil millones de yenes, equivalente a 1.3 veces el monto emitido, y se contó con la participación de más de 190 inversionistas de distintos sectores del mercado japonés. Las tasas de interés alcanzadas para los bonos con vencimientos en 2019, 2021, 2026 y 2035, fueron 0.4, 0.7, 1.09 y 2.4 por ciento, respectivamente. Estos niveles representan mínimos históricos para emisiones del gobierno federal en plazos similares, tanto en yenes como en otras monedas”, puntualizó la Secretaría de Hacienda.

Foto: Especial

Precisó que con la transacción se cumplen los objetivos como cubrir las necesidades de financiamiento externo de mercado del gobierno federal bajo condiciones de financiamiento adecuadas y a niveles mínimos históricos en el mercado de yenes; se amplía la base de inversionistas y preserva la diversidad del acceso al crédito en los mercados financieros internacionales de mayor importancia y profundidad; se extiende el perfil de amortizaciones de los bonos en moneda extranjera; se establecen nuevos bonos de referencia para desarrollar la curva de rendimientos del gobierno federal en los mercados internacionales que, a su vez, son de utilidad para otros emisores públicos y privados, y se introduce en los bonos en yenes del gobierno federal las nuevas cláusulas de acción colectiva y pari passu que nuestro país ha utilizado en los contratos de deuda externa a partir de noviembre de 2014, con las adaptaciones correspondientes al orden jurídico japonés, así como a las prácticas de mercado de ese país.

La secretaría de Hacienda dijo que al respecto el titular de esa dependencia, Luis Videgaray Caso, comentó: “La demanda recibida y los niveles de financiamiento históricamente bajos obtenidos reflejan la amplia aceptación de los instrumentos de deuda emitidos por el gobierno federal y la confianza de los inversionistas internacionales en el manejo de las finanzas públicas” y subrayó que la actual administración “reitera su compromiso de utilizar el endeudamiento público de manera responsable y en congruencia con los objetivos de política pública necesarios para contar con finanzas públicas sanas, elemento indispensable para el crecimiento económico”.