Poco antes de cumplir los tres meses de transmisiones para los que estaba considerada, hoy llega a su fin recortada y con muy mal desempeño de rating la segunda temporada de la serie “La Piloto”.

La verdad, desde la primera temporada como aquí bien lo mencionamos nunca fue santo de nuestra devoción la muy inverosímil historia de la que quisieron hacer la versión femenina del piloto que interpretó Tom Cruise en “Barry Seal, sólo en América” (Doug Liman, 2017) basado como en “La Piloto” en testimonios de la vida real pero con mucho menor fortuna ubicada en un contexto actual como respuesta directa a otras tantas teleseries de mujeres dizque empoderadas pero a final de cuentas cautivas de las redes del crimen organizado como lo hemos visto en “La Reina del Sur” (2011); “La Viuda Negra” (2014) o “Rosario Tijeras” (2016), entre otras más y con una protagonista quizás muy guapa pero demasiado para una historia que involucró trata de blancas y otras intrigas internacionales.

Nada que ver como también lo comentamos hace un par de meses con el estreno en Canal 5 de la mucho mejor producción también de Lemon Films “La Bella y las Bestias”, protagonizada por Esmeralda Pimentel y Osvaldo Benavides, o la recién concluida “Sr. Ávila” de HBO, cuyas atmósferas sórdidas o de criminales de cuello blanco más creíbles ignoramos el por qué “suavizaron” para “las Estrellas” o Univisión donde se transmitió “La Piloto” afectando principalmente la veracidad de su historia dramática terminando de hartar hasta sus propios seguidores.

Tan abrupta fue la decisión de cortar “La Piloto” que la serie que se esperaba la sustituyera a fines de mes que antes se titulaba “Contracara” pero que acaba de cambiar al título de “Amar a Muerte”, protagonizada por Angelique Boyer y Michel Brown (“Falco”)  que a partir de mañana será la miniserie de 21 capítulos de “Sin Miedo a la Verdad”, producida por Rubén Galindo, ocupará el horario que deja vacante la teleserie protagonizada por Livia Brito y Arap Bethke que de entrada por el hecho de hacerse de último minuto no da muy buen augurio aunque la premisa sea interesante de tener como hilo conductor de todos los capítulos un “vengador anónimo” que en lugar de emular al memorable Charles Bronson de la serie de películas del mismo título es personificado por el joven actor Alex Perea.

En este contexto, salió a colación en estos días la muy cacareada bioserie de Silvia Pinal que originalmente se había dicho que iba a transmitirse alrededor de la fecha de su cumpleaños número 87 que fue el pasado 12 de septiembre, y al ser cuestionada su productora Carla Estrada si el motivo del tenerla “enlatada” ya habiendo terminado hace meses sus grabaciones por el hecho de que en ella se trata del romance de la Pinal con Emilio Azcárraga “El Tigre”, ella lo desmintió justificando cuestiones de postproducción pendientes en tres capítulos y que Emilio Azcárraga Jean hasta había dado el visto bueno de Harry Geitner como intérprete de su padre. El caso es que por lo pronto “La Piloto” va que vuela no sólo para concluir transmisiones sino estar incluida en uno de los fracasos televisivos del año.

Comentarios a: sopeoperas@yahoo.com