Foto: Especial
Harvey Keaton fue condecorado por el comandante de bomberos en memoria de su padre que murió en los incendios que asolan el país

Harvey tiene 19 meses y quedó huérfano por su padre, uno de los bomberos que murió en un intento de detener los incendios que están destruyendo los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria.

 La foto del bebé con el chupón, vestido de uniforme, que recibió una medalla del comandante de bomberos australiano, Shane Fitzsimmons, ha viajado por todo el mundo. Geoffey Keaton murió a los 32 años con su colega Andrew O'Dwyer, de 36 años, el 19 de diciembre dentro del camión de bomberos, aplastado por el colapso de un árbol quemado. Sucedió a unos cien kilómetros de Melbourne.

Una recaudación de fondos para bomberos australianos promovida por la actriz Celeste Barber recaudó más de 20 millones de dólares australianos (11,5 millones de euros) en 48 horas.

 

 "Ayuda de cualquier manera posible, esto es terrible", escribió la comediante de 37 años en su llamamiento en Facebook para apoyar a los bomberos. Muchas celebridades querían dar su contribución, incluida la cantante Pink y la actriz ganadora del Oscar Nicole Kidman, quien donó 400 mil euros.

Los familiares de Celeste Barber han sido evacuados del país de Eden en Nueva Gales del Sur. La actriz describió la respuesta a su apelación como "increíble" y aseguró que los fondos irán al servicio de bomberos de las zonas rurales de Nueva Gales del Sur y al fondo de donaciones para los bomberos.

Desde septiembre, 24 personas han muerto, más de 1,500 casas destruidas y 5.25 millones de hectáreas han sido quemadas. Más de 100 incendios continúan ardiendo en los dos estados y las temperaturas no muestran signos de caer desde 49 °.

Con información de Repubblica