Inminente. El 8 de mayo de este año VANGUARDIA publicó que los municipios de Torreón y Ramos Arizpe eran los peores en manejos de las finanzas. Archivo
Se les une Monclova como otro municipio con más observaciones en el año pasado

De acuerdo con un Avance de Gestión Financiera de 2018 dado a conocer el 7 de mayo de este año, Torreón y Ramos Arizpe se perfilaban como los peor administrados; siete meses después ambos municipios fueron señalados por la ASE como los que presentaron más irregularidades en sus cuentas públicas del año pasado.

Según el Informe de la Auditoría Superior del Estado, a los dos municipios anteriores se les sumó Monclova, que juntos se convirtieron en los tres ayuntamientos con más anomalías financieras.

Torreón tuvo el monto más alto en irregularidades, pues la ASE le hizo 97 observaciones por 182 millones 19 mil 803 pesos, de los cuales 107 millones 124 mil 832 pesos fueron observados debido a la falta de comprobación, o bien la documentación e información presentadas son insuficientes para su justificación en rubro de egresos.

Monclova fue el segundo con un monto de 145 millones 968 mil 319 pesos que se distribuyeron en 141 observaciones, la mayoría de ellas relativas al rubro de egresos y a la falta de comprobación.

En tercer sitio aparece Ramos Arizpe, al que se le observaron irregularidades no solventadas por un monto de 89 millones 275 mil 24 pesos, las cuales se centran principalmente en la falta de comprobación en egresos y en obra pública.

En total, los 38 municipios de Coahuila no solventaron observaciones financieras por un monto de mil 96 millones 491 mil 962 pesos que registraron en el 2018, de acuerdo con el Informe Anual de Resultados de la revisión de la cuenta pública del 2018, que publicó ayer la ASE.

Por otro lado, a pesar de ser uno de los municipios con mayor presupuesto en el Estado, Saltillo registró sólo 55 observaciones por un monto de 4 millones 20 mil 359 pesos, de los cuales la mayoría, 3.1 millones de pesos, fueron señalados por falta de comprobación en materia de egresos.

Los municipios de Progreso y Zaragoza fueron los que registraron los montos más bajos en observaciones no solventadas, por 1.7 y 1.8 millones de pesos respectivamente.

El 7 de mayo la ASE en el Avance de Gestión Financiera de 2018 presentó datos que mostraban que las administraciones de Ramos Arizpe y Torreón, a cargo de Tita Flores y Jorge Zermeño, respectivamente, eran las peores.