Al hombre le fue ejecutada la orden de aprehensión por su presunta participación en los hechos registrados en mayo del 2020 en contra de una joven. ARCHIVO
La detención se dio ayer miércoles en un domicilio de la colonia Portal de Agaves, en el referido ayuntamiento y se ejecutó por parte de elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones

Monterrey, Nuevo León.- La Vicefiscalía del Ministerio Público de Nuevo León confirmó que el hombre acusado de feminicidio en grado de tentativa que fue detenido en Saltillo, Coahuila ya quedó internado en un penal de esta entidad.

 Estableció que se cumplió orden de aprehensión en colaboración con el estado de Coahuila en contra de Francisco Pierusci “N” de 19 años de edad.

La detención se dio ayer miércoles en un domicilio de la colonia Portal de Agaves, en el referido ayuntamiento y se ejecutó por parte de elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

Al hombre le fue ejecutada la orden de aprehensión por su presunta participación en los hechos registrados en mayo del 2020 en contra de una joven, identificada como A.M, con la inició una relación de noviazgo.

Desde antes de iniciar una relación formal el individuo la agredía verbalmente y ejecutaba vejaciones en su contra.

“Al controlarla respecto a la forma de vestir y las amistades que frecuentaba, detonándose la realización de actos idóneos para privarla de la vida pues la agredía físicamente y la violentaba de manera digital al proferirle, insultos, amenazas de muerte y expresiones degradantes mediante mensajes de texto por Watsapp”, detalló la Viscefiscalía.

Añadió que eso le causó sufrimiento físico y psicológico derivado de los celos del joven investigado.

El 19 de septiembre del 2020, el joven se molestó por una publicación en Instagram, cuando estaban en un domicilio del fraccionamiento Portal de Zuazua, en General Zuazua.

La mujer trató de huir de sus agresiones, pero cuando la alcanzó le destruyó su teléfono y amenazó con matarla.

Finalmente, le ocasionó fractura de huesos nasales y distintas escoriaciones y hematomas.

Actos tendientes e idóneos encaminados a privarla de la vida”, aseguró la autoridad.