Encara. El gobernador de Colima, José Ignacio Peralta, quien recibió la visita presidencial, no se quedó callado / El Universal
Ejecutivo Estatal pide a quienes lo abuchean e insultan que se desahoguen

MANZANILLO, COL.-  El gobernador de Colima, José Ignacio Peralta, confrontó desde tribuna a manifestantes que lo abuchearon y le hicieron recordatorios maternales  durante un evento público en el que entregó apoyos del programa de Bienestar.

El priista es el primer gobernador que encara a los inconformes, toda vez que en diversas giras del presidente Andrés Manuel López Obrador los mandatarios locales son blanco de abucheos o reciben rechiflas y gritos de desaprobación.

El gobernador se quedó callado durante unos cuatro minutos, pero previamente dijo: “Podemos dejar que se desahogue esta parte de lo que parecer ser un protocolo en todas las entidades federativas para que, después de esas buenas prácticas parlamentarias, ya me permitan a mí hacer uso de la voz”.

Sin embargo, los abucheos, rechiflas e insultos de ejidatarios y maestros continuaron, por lo que Ignacio Peralta les cuestionó: “¿Le van a seguir o ya terminaron?”.

Minutos después, Peralta aseveró: “Desahogado el punto de la orden del día del abucheo, sigo entonces con mi mensaje”, pero eso alentó aún más las manifestaciones en su contra. Ante la reacción, el gobernador priista dirigió sus palabras a López Obrador: “Señor Presidente, por supuesto que en esta pluralidad no podemos ofrecer incondicionalidad, eso no sería digno, usted recibirá de nosotros un respaldo reflexivo y propositivo en los temas prioritarios para el país y para Colima”.

En su intervención, López Obrador pidió a los asistentes ser respetuosos de la autoridad porque los problemas no se resuelven a gritos y sombrerazos, pero, continuó, si alguien quiere pelearse, que “busque uno grandote, un animal grandote.

“¿Saben qué es un animal grandote, una bestia grande? La corrupción. Vamos todos en contra de la corrupción”, refirió.

A pesar del llamado a la reconciliación y a que se ofrezca amor al prójimo, las mentadas y abucheos en contra del mandatario de Colima arreciaron.

Fue cuando el Jefe del Ejecutivo federal sometió a votación a mano alzada: “¿A ver, quién le falta el respeto al gobernador?, ¿quién respeta al gobernador de Colima?” Ganó el respeto hacia el gobernador Ignacio Peralta.

Minutos antes, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a revisar los contratos, con un costo aproximado de 20 mil millones de dólares, de compra de gas a Perú por parte de una gasificadora, así como la concesión de una autopista y caseta de cobro de Manzanillo, porque no llevará a cabo ninguna acción que afecte al medio ambiente.

Por la mañana, el Jefe del Ejecutivo Federal informó que su gobierno ha puesto la lupa al personal de Migración que trabaja en los aeropuertos, pues han recibido quejas de malos tratos y extorsiones a quienes ingresan al país por esta vía.