El presidente del COI señaló que los trabajos para realizar la justa continúan en pie y de nada sirve adelantarse. AP
El dirigente del Comité Olímpico Internacional especular sobre la posible cancelación de los juegos agrega una carga a los atletas

GINEBRA.- El presidente del Comité Olímpico Internacional Thomas Bach salió al paso de las constantes especulaciones sobre la posible cancelación o aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio al afirmar el miércoles que ese ruido afecta a los miles de deportistas que se alistan para asistir este año.

El COI y los organizadores en Japón han reiterado que no hay ningún Plan B para los Juegos de Tokio, que ya fueron pospuestos un año debido a la pandemia de coronavirus.

La semana pasada el gobierno de Japón — rápida y categóricamente — rechazó una versión publicada en un diario británico reporte que concluyó que los Juegos serían cancelados. Sin embargo, no cesan los rumores sobre si se celebrarán o no.

“Estas especulaciones afectan la preparación de los deportistas”, dijo Bach tras la reunión mensual del comité ejecutivo del COI.

Los Juegos de Tokio están programados para iniciar el 23 de julio, con 11 mil deportistas en 33 disciplinas.

Bach aseguró que los competidores no necesitan más distracciones de las que ya tienen “afrontando los retos de sus entrenamientos diarios y las competencias con todas las restricciones que enfrentan”.

“No queremos destruir el sueño olímpico de ningún deportista”, indicó el líder del COI.

La semana pasada el diario The Times citó a una fuente del gobierno de Japón que sugirió que el país podría enfocarse en asegurar la sede de los Juegos de 2032. Esta es la siguiente fecha disponible para los juegos de verano ya que París albergará la justa en 2024 y Los Ángeles en 2028.

“Le desearía ‘buena suerte’ a cualquiera que tuviera que discutir esto con un atleta que se está preparando para los Juegos Olímpicos en 2021”, advirtió Bach.

A una pregunta sobre la campaña de vacunación, Bach insistió que aconsejará a los deportistas y otros que estarán en los Juegos se vacunen, pero que no será obligatorio para ingresar a Japón.

“No estamos a favor de que los deportistas se salten la fila”, advirtió.

El COI pidió a los organismos rectores de sus 206 miembros que pregunten a sus gobiernos sobre la prioridad del deporte en las campañas de vacunación.

La pandemia de COVID-19 también ha afectado otros eventos olímpicos oficiales previstos para este año.

La reunión anual del COI, en la que Bach seguramente será reelegido como presidente al no haber un rival, se realizará de manera virtual y no en un centro de conferencias en Atenas.