Emoción. Los asistentes a la representación del camino a la cruz de Jesús, se mostraron conmovidos. Foto: Edgar Moncada
La parroquia Cristo Rey realizó tradicional representación del camino a la cruz de Jesús

Poco antes del medio día de ayer viernes, en un día soleado pero con viento fresco, Jesús de Nazaret fue crucificado en el cerro de las Galeras, sitio donde concluye el viacrucis de la parroquia Cristo Rey, de la colonia Guayulera, al poniente de Saltillo.

La representación de la pasión y muerte de Jesucristo comenzó a las 10:00 horas, en el atrio de la iglesia. Como ya es una costumbre, un buen número de fieles de ese y demás barrios aledaños se reunieron para ser testigos de la escenificación de estos pasajes bíblicos que dieron origen al cristianismo.

PULCRA ESCENIFICACIÓN

Cada uno de los participantes cumplió con su participación en la primera parte de la escenificación. Luego de ser sentenciado a muerte, Jesús de Nazaret tomó su cruz y comenzó su peregrinar por las calles de esta colonia, hasta ser crucificado justo donde termina la calle González Ortega, en el cerro de las Galeras, ante la mirada del Cristo que lleva el nombre de esta colina.

V: Héctor García

No faltaron quienes se las arreglaron para estar lo más cerca posible del punto exacto de la crucifixión, incluso algunas señoras y personas de edad avanzada se aventuraron a escalar un poco sobre el inestable material que forma el cerro, con el riesgo de caer, sin embargo fue más grande el fervor que sintieron en ese momento.

EL FINAL DE LA REPRESENTACIÓN

Luego de que Jesús expiró, se dio paso a la última etapa del viacrucis, que consistió en el descenso del cuerpo. Visto esto, los asistentes comenzaron a retirarse aproximadamente dos horas después de que comenzó esta representación.

Algunos aportan su tiempo y disposición para preparar lo necesario, mientras que otros son considerados para dar vida a los papeles de Jesucristo, de la Virgen María, autoridades romanas y judías, así como los apóstoles.