Los profesionales de la salud deben lidiar día con día las inclemencias de políticas inconvenientes, una sociedad llena de tabús e ignorancia. Aún así, existen verdaderos héroes de la medicina con vocación de servicio, obstinados en ofrecer una mejor vida para los más pequeños

No cabe duda que para ser médico hay que tener más que conocimiento y un título; hace falta tener vocación y un corazón de carne. El anterior pediatra se hizo viral por su inteligente manera de aplicar las odiosas pero necesarias inyecciones a sus pequeños pacientes. Este es un homenaje a esos buenos médicos preocupados y ocupados en la salud de los más lindos e inocentes de nuestro hogar.