Performance. La emoción de los fans por volver a ver una cinta de “Star Wars” fue evidente./ Omar Saucedo
El área de taquilla y dulcería comenzó a cobrar vida alrededor de las 23:00 horas cuando un fan apareció con un mameluco de Chewbacca

El imperio saltillense y club de fans “Star Wars Republique Collectors” acudieron no a una galaxia muy lejana, sino al complejo Cinépolis de Plaza Sendero Sur para ofrecer un performance de la famosa saga. Esto anoche, minutos antes del estreno del “Episodio VIII: The Last Jedi”, cinta que los fanáticos debieron esperar dos años, luego del lanzamiento del “Episodio VII: El Despertar de la Fuerza” en 2015.

El área de taquilla y dulcería comenzó a cobrar vida alrededor de las 23:00 horas cuando un fan apareció con un mameluco de Chewbacca, luego un pequeño que jugaba con su sable de luz corrió a abrazar a su papá, era el temible Darth Vader, quien contó a VANGUARDIA que su expectativa de esta película era que “conteste muchas preguntas, pero sobre todo que todos pasemos un buen momento juntos”. 

Te puede interesar

Minnie y Mickey Mouse aparecieron bailando y aplaudiendo para calentar los motores y animar a los presentes, la primera se disfrazó de la Princesa Leia, mientras que el ratón de Jedi. Al ritmo de la música aparecieron más Jedis junto a Chewbacca, así como Han Solo.

“You don’t know the power of the dark side” (no conoces el poder del lado obscuro), dijo Vader al tiempo que los espectadores se comían sus palomitas en sus cascos coleccionables.