Más de un centenar de corredores vivieron la primera edición de la carrera que tiene como objetivo subir a la cima del Cerro del Pueblo

Una medalla, el reconocimiento de sus compañeros y la satisfacción de haber concluido esta competencia extrema de 10k Saltillo Rumbo al Cerro del Pueblo”, es lo conseguido por los casi 150 corredores.

En su gran mayoría, fueron atletas que gustan más por participar en competencias tipo cross country, los que atendieron el llamado del comité organizador para ir a la conquista del emblemático cerró de la capital coahuilense.

De esta baraja de corredores extremos, el ganador absoluto en la primera edición del 10k Saltillo, fue Carlos Tristán Guerrero, del club Gato Araiza, al recorrer el tramo asfaltado, ascenso y descenso al montecillo, en 49 minutos flat.

En esta experiencia, se ubicó en el segundo lugar general el corredor libre, Javier Bautista, al cruzar con 17 segundos en relación al líder y completo el podio de ganadores, Gonzalo Cruz Rojas, quien llegó con diferencia de 38 segundos.

Foto: Vanguardia/Omar Saucedo

Fue una carrera bien desarrollada por los atletas que tienen experiencia en rutas asfaltadas, pero que estando en caminos de terracería, sale a flote su capacidad para finalizar el recorrido sin ninguna lesión.

El callejón de Ocampo, ubicado a espaldas de la iglesia San Esteban, fue el punto de reunión de los atletas, antes  y después de la desgastante prueba.

Uno a uno de los corredores que cruzaban por el arco de la victoria, se les colgaba a su cuello una medalla de finisher, mientras que los ganadores absolutos de hicieron acreedores a premios en efectivo y los ocupantes en categorías, reconocimientos especiales.