Reclamo. Gabriela de León se queja por dos sanciones que le impuso el Tribunal Electoral. ARCHIVO
Por su parte el Tribunal aclara que no existe ninguna otra sanción en contra de De León Farías u otro consejero, como fue dado a conocer por la declarante

Gabriela de León Farías consideró que el Tribunal Electoral de Coahuila ejerce violencia política contra ella y el consejero electoral Gustavo Espinosa Padrón, luego de ser sancionados por segunda ocasión, en este caso por expresiones vertidas por ellos en el ejercicio de sus funciones.

VANGUARDIA publicó que el Tribunal Electoral de Coahuila inició un análisis de las expresiones coloquiales que utilizaron consejeros del IEC al discutir resoluciones de ese órgano jurisdiccional.

En la sesión del pasado 21 de enero, los consejeros electorales Gabriela de León y Gustavo Espinosa utilizaron las expresiones “osito Bimbo” y “pachorra jurisdiccional”, cuando discutían el cumplimiento ordenado en su resolución por el TECZ.

Antes, el 17 de diciembre, la consejera criticó que el TECZ hubiera recurrido a expertos extranjeros a discutir el tema de la doble reelección, esto bajo la figura del amicus curiae.

Y finalmente, el martes, la presidenta consejera del IEC confirmó que el órgano jurisdiccional les notificó una segunda sanción por dichas expresiones.

De León Farías anunció que al igual que la amonestación que el Tribunal le hizo por incumplir con la entrega de la versión estenográfica de la sesión del 21 de enero pasado, también impugnará esta segunda sanción.

“Es un tema de violencia política porque estamos ejerciendo nuestro encargo, no solamente el consejero (Espinosa Padrón) y yo estamos siendo sancionados por actos que hicimos en el ejercicio de nuestro encargo”, dijo.

VERSIÓN DEL TRIBUNAL

A través de un boletín, el Tribunal Electoral de Coahuila afirma que no ejerce violencia política contra los consejeros del IEC, Gabriela de León Farías y Gustavo Espinoza Padrón.

“El 25 de enero pasado, el Pleno del Tribunal Electoral, por unanimidad, impuso una amonestación a la Consejera Presidenta, previo apercibimiento, por no entregar una información requerida”, agrega en el documento.

Aclara, además, que no existe ninguna otra sanción en contra de De León Farías  u otro consejero, como fue dado a conocer por la declarante.

“Tal vez como connotación de género habría que analizarlo, pero lo que sí te puedo decir es que éste es un caso de violencia política porque se me está sancionando por actos que estoy haciendo en el ejercicio de mi encargo y, que, además (las sanciones) no tienen fundamento”, recalcó.

La presidenta del Consejo opinó que, además, no conoce antecedentes similares en el país sobre casos similares.

Dijo estar muy confiada en que los tribunales federales reconocerán que como consejeros están ejerciendo del derecho de libertad de expresión en el ejercicio de su encargo.

“Creo que tenemos la razón, las expresiones las hicimos en el ejercicio de nuestro encargo, además no fueron insultos, no fueron groseras, no nos estamos refiriendo a alguna persona en particular, únicamente estamos criticando la sentencia únicamente”, mencionó.