En la mira. Jesús de León, dirigente estatal del PAN. ARCHIVO
Atribuyen la debacle panista a varias causas que han sido percibidas por los ciudadanos como una actitud obsequiosa y complaciente de la dirigencia estatal con el Gobernador y sus funcionarios

Luego de las elecciones del 6 de junio, en las que el PAN no ganó ninguna diputación federal de mayoría y obtuvo apenas 4 alcaldías con una votación general del 12.62 por ciento, consejeros estatales pidieron a su dirigencia estatal que renuncie “por dignidad”.

Entre los consejeros que solicitan que Jesús de León Tello deje el cargo, figuran exdiputados y excandidatos a diversos puestos.

“Las cifras de las elecciones del pasado domingo 6 de junio indican, infortunadamente, que en Coahuila Acción Nacional volvió a obtener resultados francamente raquíticos, magros, que ni remotamente corresponden al esfuerzo histórico que el PAN ha desarrollado en la entidad a lo largo de más de 8 décadas”, señala el documento.

Los consejeros atribuyen la debacle panista a varias causas que han sido percibidas por los ciudadanos como una actitud obsequiosa y complaciente de la dirigencia estatal con el Gobernador y sus funcionarios, “todo parece indicar que a cambio de favores”.

“La ausencia de crítica vigorosa, contundente y sistemática a la errática y paupérrima acción del Gobierno Estatal y las oscuras negociaciones para la designación de hasta cuatro magistrados judiciales a propuesta de la dirigencia estatal, entre amigos y favoritos que ni remotamente cumplen el perfil para serlo”.

Al solicitar la renuncia del presidente, se propone la convocatoria a sesión extraordinaria del Consejo Estatal, para que delibere sobre la situación del partido en Coahuila y tome las medidas conducentes, agrega al texto.

Entre los solicitantes figuran Ana Elizabeth Flores Rocha, María Eugenia Cázares Martínez, Ariel Venegas Castillo, María Teresa Romo Castillón, Eva Flores Rocha, Michel Ramos Martínez, Iván Chávez Lastra, Pedro Ávila Aguilera, José Roberto de Luna Alonso, Sara Sofía Burciaga Dávila y Juan Antonio García Villa.