El 20 de enero, en sesión de la Comisión Permanente del Congreso y con el aval de 23 legislaturas estatales, se aprobó la Declaratoria de Constitucionalidad de la Reforma Política del Distrito Federal, que fue remitida al Ejecutivo para su promulgación, la cual se llevó a cabo el 29 de enero en Palacio Nacional. 

Una vez que la Declaratoria de Constitucionalidad se publique en el Diario Oficial de la Federación, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) deberá emitir, dentro de los 15 días posteriores a su publicación, una convocatoria para conformar la Asamblea Constituyente, como lo ordena el artículo Séptimo Transitorio, letra A; fracción VII de la misma Reforma. 

En tanto, en el INE estamos trabajando en la convocatoria para la elección de 60 de los 100 integrantes de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, que también estará integrada por 14 senadores, 14 diputados federales, 6 diputadas o diputados constituyentes designados por el Presidente de la República y seis diputadas o diputados constituyentes designados por el jefe de Gobierno de la Ciudad de México. 

En los primeros días de febrero, el INE tendrá lista la convocatoria para la elección de la Asamblea Constituyente y la emitiría después de su aprobación por el Consejo General. En la convocatoria habrá que definir plazos y etapas del proceso, los recursos para la organización de la elección, el financiamiento para los partidos políticos y candidatos independientes que logren el registro, así como las correspondientes prerrogativas de tiempos en radio y televisión. 

Se trata, sin duda, de un inédito proceso electoral en el que los habitantes de la Ciudad de México podrán elegir a los integrantes de su Constituyente. El proceso electoral deberá realizarse el 5 de junio de 2016, lo que representa una oportunidad y un gran reto para el INE. 

El Instituto Electoral del Distrito Federal ha manifestado su interés por participar en las tareas que constitucionalmente corresponden al INE. 

Una posible colaboración podría ser a partir de la infraestructura con la que ya cuenta el IEDF, su capital humano, su experiencia electoral y logística, sus materiales electorales y su capacidad para organizar foros de discusión. 

Es sabido que el IEDF cuenta con una infraestructura suficiente y un equipo muy competente de funcionarios electorales, de manera que si alguien puede coadyuvar con el INE para realizar esta tarea es sin lugar a dudas el IEDF. 

¿Cómo debe ser la Constitución que necesita la Ciudad de México? 

Por mandato constitucional del Artículo Séptimo Transitorio, letra F; el jefe de Gobierno deberá elaborar un proyecto de Constitución y presentarlo a la Asamblea Constituyente el 15 de septiembre para su análisis, debate y aprobación. 

Una Constitución es cosa seria, debe ser incluyente y congruente. Debe ir más allá de las ideologías y debe ser consecuencia de un amplio acuerdo político. Debe ser plural, sometida y acotada a la Constitución Federal, a la que debe respetar como un piso mínimo de derechos, pero también debe contar con una base sólida y progresista en materia de derechos humanos. 

Debe ser una Constitución garantista y de vanguardia. En la que una prioridad sea determinar las facultades y atribuciones que tendrán las delegaciones políticas, una vez que se conviertan en alcaldías, para proporcionar más y mejores servicios públicos a la población. Una Constitución que fortalezca los derechos que hasta ahora se han logrado para nuestra ciudad, como los derechos que protegen a los niños y niñas, a las mujeres, a las madres solteras, a los adultos mayores, al correcto uso de suelo, entre otros. 

Una Constitución con visión de futuro. Una Constitución en serio. 


Consejero Electoral del INE.
@e_andradeg