Foto: Especial
La agencia calificadora dijo que tanto el Gobierno federal como Pemex carecen de la experiencia para llevar a cabo una obra de este tipo

La agencia calificadora Moody's explicó este lunes que la decisión del Gobierno de México de levantar por sí mismo una nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco, será costosa dada la falta de experiencia gubernamental así como la de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la construcción de este tipo de infraestructura.

La firma detalló que la refinería de Dos Bocas podría terminar costando más de entre 10 mil y 12 mil millones de dólares y llevaría a un drenaje de recursos fiscales. Esto significa hasta 50 por ciento más de lo previsto por el Gobierno federal, que es de 8 mil millones de dólares.

El jueves pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró desierta la licitación restringida para elegir a la empresa encargada del proyecto, alegando que las firmas invitadas excedieron el presupuesto de 8 mil millones de dólares y el plazo límite de tres años para concluir la obra.

Foto: Especial

El mandatario dijo que la construcción quedaría a cargo de Pemex y de la Secretaría de Energía y detalló que los trabajos iniciarán el 2 de junio, con el objetivo de que la refinería esté lista en mayo de 2022.

"Se van a crear 100 mil empleos en la construcción y va a estar terminada para mayo de 2022. Me canso ganso", destacó en la conferencia matutina de ese día.

De acuerdo con el mandatario, la encargada del proyecto será la secretaria de Energía, Rocío Nahle, quien despachará desde Villahermosa, Tabasco.