Foto: Especial
“Rigo”, así se llamará la Casa del Peregrino que próximamente abrirá sus puertas en Cuatro Ciénegas, para dar albergue y alimento a los familiares de pacientes internados en el Hospital General de aquel municipio
" Dios toma lo humilde, lo poco, para colocarlo entre príncipes y heredarle un trono de gloria”
Israel Orduña, vicario

“Rigo”, así se llamará la Casa del Peregrino que próximamente abrirá sus puertas en Cuatro Ciénegas, para dar albergue y alimento a los familiares de pacientes internados en el Hospital General de aquel municipio.

Este refugio, proyecto de la pastoral social de la parroquia de San José de Cuatro Ciénegas, perteneciente a la Diócesis de Saltillo, ofrecerá cuartos con camas dignas, regaderas, lavandería y comida de manera gratuita, a que vienen de comunidades rurales y no tiene donde quedarse.

Esto como un homenaje a la memoria de Rigoberto Adame Mejía, el discapacitado de 41 años, que el pasado 6 de junio fue rociado con ácido sulfúrico, presuntamente por delincuentes juveniles, y que murió a finales julio en el Hospital General de Saltillo a consecuencia de las quemaduras de tercer grado.

“Rigo” era una de los hombres más conocidos de Cuatro Ciénegas por su gran simpatía y don de gente, no obstante su discapacidad intelectual y su dificultad para hablar.

El proyecto nació el día del atentado que sufrió “Rigo” y comenzó con la intención de regalar galletas, té, leche, a los pacientes del Hospital General de Cuatro Ciénegas.

“Es una obra espiritual que se hace. Gente paga para que le hagan monumentos. Aquí fue alguien que aparentemente no contaba. Dios toma lo humilde, lo poco, para colocarlo entre príncipes y heredarle un trono de gloria. Si así lo quiere Dios, ‘Rigo’ tendrá su albergue para todos aquellos ‘Rigos’ que lleguen”, dijo Israel Orduña Gudiño, vicario parroquial de San José de Cuatro Ciénegas.

Foto: Especial

EL ATAQUE

Tras ser quemado con ácido Rigoberto perdió la vida en el Hospital General de Saltillo, dos meses después.

Adame Mejía vivía en la colonia Benito Juárez, en Cuatro Ciénegas donde era apreciado y conocido como “Rigo”.

El pasado 5 de junio ocurrió el hecho afuera de la vivienda de su hermana, en dicha localidad, varios sujetos le dieron alcance y lo rociaron con el líquido en el rostro.

Herido fue trasladado a un nosocomio en Cuatro Ciénegas, pero su estado de salud se agravó y lo enviaron al Hospital General, donde se reportó su deceso.

Apoyos. Israel Orduña, vicario parroquial de San José de Cuatro Ciénegas, dio detalles de lo que ofrecerá el albergue.

El dato

-El centro de apoyo honrará la memoria de joven que fue atacado con ácido y murióespecial