En esta reunión se les actualizó sobre la legislación que se ha estado mejorando en torno al castigo de la pederastia. ARCHIVO
El Derecho Canónico ahora contempla el “Crimen de Encubrimiento”. Será cesado inmediatamente el sacerdote que sea acusado de abuso sexual

Los sacerdotes y vicarios de la Diócesis de Saltillo se reunieron durante tres días consecutivos para tratar el tema de los abusos sexuales y su nueva manera de abordar los casos dentro de la Iglesia.

De acuerdo con el obispo Raúl Vera, durante tres días consecutivos se estuvieron abordando las nuevas maneras de tratar este tipo de acciones y cuáles serán sus castigos contemplados dentro del Derecho Canónico.

En esta reunión se les actualizó sobre la legislación que se ha estado mejorando en torno al castigo de la pederastia. “Se nos actualizó la legislación que la Iglesia ha venido mejorando y ha venido haciendo cada vez más estricta para el caso de la violación del sexto mandamiento que incluye el tema de la pederastia”, dijo.

“Nosotros fuimos puesto por el vicario regional de Monterrey al día de cómo los Papas han ajustado y afinado la disciplina que laIiglesia tiene para estos casos”, dijo.

Mencionó que también se les mencionó sobre las obligaciones de cómo atender las violaciones sexuales a menores. Añadió que una de las actualizaciones del Derecho Canónico respecto al tema es el concepto de “Crimen de Encubrimiento”, que antes solo se le conocía como negligencia y no tenía el mismo grado de castigo.

“No existía antes el Crimen de Encubrimiento. Ahora la Santa Sede tomará de inmediato el caso para que los obispos no vayan a cambiar de parroquia al sacerdote acusado”, advirtió.

Entre las actualizaciones, también se encuentra el lapso de prescripción del crimen y la facultad que otorgó Benedicto XVI a los obispos para cesar de inmediato del cargo a quien sea acusado de violación como medida cautelar.

Varias de estas medidas ya estaban en función y forman parte del Derecho Canónico. Vera aclaró que son documentos que el Papa emite y por lo tanto tienen exigencias canónicas y también penales.