Foto: Cuartoscuro
El exgobernador de Tabasco envió un mensaje de agradecimiento a todos aquellos que le expresaron su apoyo y solidaridad durante todo el tiempo que permaneció en prisión

CIUDAD DE MÉXICO. El exgobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, envió un mensaje al pueblo de Tabasco desde su domicilio en la Ciudad de México, donde se encuentra bajo arraigo.

Mediante una grabación enviada al programa Telereportaje, el exgobernador expuso que continuará luchando para demostrar su inocencia y pidió imparcialidad a los juzgadores al momento de emitir su veredicto.

A casi seis años de permanecer privado de mí libertad, fueron esas voces que en gran medida me ayudaron a llegar hasta aquí, hoy continuó luchando a través de las autoridades impartidoras de justicias para demostrar mi inocencia, esperando que las mismas se mantengan imparciales al emitir su veredicto” expresó.

El exgobernador cuyo domicilio se ubica en Coyoacán en la Ciudad de México, celebra este cinco de marzo su cumpleaños número 71, motivo por el que envió un mensaje de agradecimiento a todos aquellos que le expresaron su apoyo y solidaridad durante todo el tiempo que permaneció en prisión.

Quiero expresarles a través de este medio mi agradecimiento, ya que de no haber sido por esas expresiones de solidaridad, la vida para mí hubiera sido más difícil”, comentó.

También dijo que “en los últimos días he recibido un gran número de correos, cartas y mensajes en donde manifiestan su apoyo, me piden que no me rindan y que siga adelante, por eso en este día de manera muy especial, les reitero mi más profundo agradecimiento”.

Mientras tanto, los priistas que hace seis años lo expulsaron de sus filas, ahora consideran la posibilidad de recibirlo y restituirle todos sus derechos, dijo el actual dirigente estatal Pedro Gutiérrez Gutiérrez.

En tanto que la diputada local del PRI, Katia Ornela Gil manifestó que "el químico siempre fue un gran candidato" y sí lo desea podría volver a representar al tricolor en las urnas.

Andrés Granier Melo obtuvo el pasado 18 de enero el beneficio de prisión domiciliaria fue detenido en junio de 2013, luego de acudir al Ministerio Público Federal para declarar en torno a las acusaciones de desvíos de recursos federales hechas por el gobierno de Arturo Núñez.