Hola, tengo 28 años y estoy algo triste y desesperada. Nadie en mi familia acepta mi novio y me parte el corazón.

Él y yo tuvimos una relación que duró casi tres años, en ese momento mi familia nunca lo llegó a aceptar totalmente pues viene de un nivel social distinto, sus ideologías políticas son distintas y en general no es lo que ellos esperaban para mi (un chico guapo, alto, de buena familia y con dinero). Fueron tres años de peleas muy duras con mis papás, y por consecuencia con él, aunque siempre estuvo dispuesto a soportarlo. Llegó el punto en que ya nadie pudo más, yo me fui a estudiar un posgrado en el extranjero, mis papás eran los más felices pues finalmente me separaba de él, y estuvimos un año separados.

En cuanto regresé, lo primero que hice fue buscarlo, lo amo tanto. Ya llevamos saliendo de nuevo otro año, y como ya vivo sola ha sido una maravilla pues mi familia no tenía porqué enterarse de nada, hemos sido tan felices. Quería esperar a que pasara un poco el tiempo y ver si nuestra relación podía volverse más formal y vivir juntos, estamos pensando en casarnos. Así que decidí finalmente decirles a mis papás, aún con el miedo de desatar una tormenta.

Contrariada

Estimada Contrariada:

Lo primero que debes tomar en cuenta es que cuando tienes novio todo el mundo a tu alrededor -incluyendo mamá y papá- tendrá una opinión acerca de esa persona. En el mejor de los casos, hay aceptación o, incluso, empieza a surgir el cariño de familia.

Sin embargo, las diferencias en el nivel socieconómico, la religión o la edad a veces despiertan reservas o prejuicios.

Sea cual sea el escenario, a la mayoría de la gente que enfrenta este problema le genera mucha angustia, ansiedad y frustración no poder conciliar su relación amorosa con su relación familiar.

apartado500v@gmail.com