Foto: tomada de video
El CEO de Salexperts aseveró que para que una empresa sobreviva debe estar enfocada en el cliente como figura principal

El clientecentrismo es una forma de gestionar las empresas enfocándose en el cliente, no en vender un producto o brindar un servicio, sino integrando toda una cultura que resuelva las necesidades de los clientes, y eso es indispensable para que la organización sobreviva; de lo contrario, tarde o temprano llegará a su fin, advirtió Alberto Cárdenas Aldrete. 

El CEO y consultor fundador en Salexperts señaló durante el programa Conversando, conducido por Carlos Arredondo, que “el clientecentrismo antes era una ventaja competitiva, ahora es lo necesario para no morirte. Tarde o temprano, cada vez más temprano, cada vez hay más competencia”. 

El especialista definió la cultura clientecéntrica como una “forma de administrar tu empresa, una forma de gestionar, y cuando creas que ya llegaste a cierto nivel, ese nivel ya no va a ser suficiente y tienes que ir al siguiente nivel, y cuando llegues ahí se movió el mercado, se movió la necesidad de los clientes, llegó más competencia, y te tienes que mover más”. 

Detalló que primero debe haber una misión enfocada en el cliente como figura principal de la organización, no en los productos ni organización. 

Una vez definida la misión, hay cinco puntos para empezar el clientecentrismo: estructura organizacional, procesos, indicadores, cultura y capacitación. 

“Sin esos cinco elementos, por más clientecéntrica que sea tu misión, pues no va a funcionar”, aseveró Alberto Cárdenas Aldrete.