Hubo casos en los que se atendió a mujeres vía telefónica que pedían el refugio por temor a que sus parejas les fueran a hacer daño

Durante la pandemia hubo un incremento considerable en la solicitud en el refugio de la Fundación Luz y Esperanza; cuentan con capacidad de 28 mujeres, este año se incrementó a 34 mujeres atendidas, además en abril y noviembre del 2020 fueron los meses en que más mujeres solicitaron el apoyo de la fundación. 

“¿Hogar, dulce hogar?: Violencia de género” fue en esta ocasión el tema del programa “A media asta”, conducido por Yolanda Montes. 

De acuerdo con la doctora Rosa María Salazar, directora de la Fundación Luz y Esperanza, señala que la capacidad es de 28 mujeres para atender en un año, que se divide en 7 mujeres de manera simultánea que se atienden en 4 trimestres.

También afirmó que hubo casos específicos en los que se atendió a mujeres llorando vía telefónica que pedían el refugio por temor a que sus parejas les fueran a hacer daño porque vivían en las casas con ellas.

“Llamaban llorando pidiendo refugio, señalando que tenían miedo de que les fueran a hacer daño”, señaló la doctora. 

Además en el centro de atención externa se incrementó la solicitud de atenciones un 20%. La directora de la Fundación señaló que el refugio es para proveerles seguridad, tratamiento psicológico, atención de trabajo social y también se les apoya en el aspecto jurídico.