Conversando. Témoris Grecko habló sobre su libro con Carlos Arredondo. | Foto: Especial
Témoris Grecko habló sobre su libro con Carlos Arredondo

El ejercicio periodístico -que implica un compromiso con la verdad y su difusión- ha sido definido como uno de los pilares de la democracia liberal. Pero también es una de las profesiones más peligrosas del mundo, al menos en México

Témoris Grecko, periodista, politólogo y documentalista, realiza en su reciente libro, “No se mata la Verdad”, un recuento del precio que ha debido pagar el gremio periodístico en nuestro país por mantener firme su compromiso con la verdad.

Quien compartió en CONVERSANDO, algunas de sus experiencias en el periodismo que lo impulsaron a escribir este libro desde el 2014, cuando formó parte del colectivo Ojos de Perro vs la Impunidad con quienes realizaron un documental del caso Ayotzinapa. 

“Trabajé en zonas de conflicto donde había compañeros reporteros secuestrados y yo mismo enfrenté esto, pero al llegar a México estudié también el caso de Moisés Sánchez, y el asesinato de 5 personas más, entre ellos un fotoperiodista, por eso también era necesario escribir algo sobre esta guerra contra la verdad”, comentó el autor.

Llegar a México y darme cuenta de esto, agregó, de que los periodistas enfrentan una persecución, amenazas, asesinatos, fue muy fuerte, porque México no es un país como Irak, Somalia u algún otro en guerra.

“Se supone que es un estado con instituciones en pie para su defensa, ni aviones lanzando bombas e incluso con un discurso del Estado de defensa a la libertad de expresión, pero en México matan a tantos periodistas como en esos otros países”, comentó Grecko.