Foto: tomada de video
Pérez Pérez explicó que lo que no se ha apuntado, es que el desistimiento de la justicia norteamericana es con reservas

El desistimiento del Departamento de Justicia de Estados Unidos en las acusaciones al general Salvador Cienfuegos no es un regalo ni un cheque en blanco, porque está la posibilidad de que se reaperture la investigación, sostuvo el penalista Gerardo Pérez Pérez.

Ayer, en el programa Conversando con el periodista Carlos Arredondo abordó la situación del exsecretario de la Defensa Nacional de México.

En este contexto, Pérez Pérez explicó que lo que no se ha apuntado, es que el desistimiento de la justicia norteamericana es con reservas, pues en Estados Unidos éste puede ser definitivo o, como en este caso, dejando a salvo la posibilidad de reiniciar el caso.

Como se sabe, la jueza estadounidense Carol B. Amon concedió el miércoles el desistimiento que la Fiscalía de Estados Unidos solicito sobre los cuatro cargos relacionados con el narcotráfico en contra de Cienfuegos.

“Dice un adagio muy mexicano qué el diablo está en el detalle, y efectivamente en este caso, la mayor parte de las columnas que han comentado este tema, han pasado por alto que el desistimiento es con reservas”, expresó Pérez Pérez.

“Es decir, con la posibilidad de que en algún momento posterior, si la Fiscalía de los Estados Unidos lo considera, con relación al propio general Cienfuegos o personas relacionadas en estos hechos o bien otro relacionados a éste, se pueda continuar la investigación”, explicó.

Pérez Pérez opinó que Estados Unidos está dejando en su similar de México, que es la Fiscalía General de la República, el compromiso de desahogar una investigación puntal, de aplicar la ley con los datos y con las evidencias que a juicio de la fiscalía norteamericana han sido suficientes Y macizos, para primero, liberar una orden de aprehensión, y eventualmente para condenar al general.