Fotos: MARCO MEDINA
En la colonia Mirasierra colocaron contenedores con forma de corazón, para que la gente deposite taparroscas

Desde las 10:00 horas de ayer, vecinos e invitados de la colonia Mirasierra colocaron corazones —contenedores— para juntar tapas de refrescos. Numerosos ciudadanos felicitaron a los vecinos que tuvieron la iniciativa. En el lugar contaron con la presencia de pequeños que padecen cáncer.

El misterio de por qué recolectan taparroscas y no otros materiales plásticos, en realidad tiene una explicación bastante sencilla, de acuerdo con la Asociación Civil “Niños con Leucemia”.

Ellos llevan haciendo este tipo de actividad durante dos años consecutivos y las personas deben de trasladarse hasta la dirección para llevar las taparroscas o algunas escuelas los apoyan para realizar la actividad.

 

El motivo de por qué deciden utilizar las tapas es porque ocupan menos espacio y pueden ser trasladadas de manera más eficiente hacia las recicladoras, las cuales compran el plástico a cierto precio.

Por ejemplo, esta asociación civil apoya a 64 niños con leucemia y comenzó con juntar pet, pero éste ocupa mucho espacio

“No es como se ha promovido de que con mil tapitas equivalen a una quimioterapia, así no es porque necesitamos alrededor de una tonelada para embolsar arriba de 4 mil pesos.

“Generalmente lo de las tapitas se hace para que las personas tengamos una conciencia del cáncer infantil, porque no se le promueve mucho”, mencionó la licenciada Aída Barrera, que forma parte de la asociación civil.