Investigadores de la Universidad de Oxford en el Reino Unido ya está listo para combatir la pandemia del nuevo coronavirus, hoy anunciaron van a comenzar probar una vacuna contra el COVID-19 en las personas esta semana.

Investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido) comenzarán a realizar pruebas de una vacuna para el COVID-19 en humanos este jueves, anunció hoy el ministro de Sanidad británico, Mat Hancock

"En tiempos normales, llegar a esta etapa habría costado años", indicó en una rueda de prensa el ministro, que recalcó que el proceso para desarrollar una vacuna es una cuestión de "prueba y error"

Pese a las incertidumbres, "las ventajas de ser el primer país del mundo que desarrolle una vacuna que tenga éxito son tan enormes que estoy poniendo todos los recursos posibles", recalcó Hancock. 

El titular de Sanidad anunció que ha puesto 20 millones de libras (22.60 millones de euros) a disposición del equipo de Oxford y otros 22 millones de libras (24,90 millones de euros) para otro proyecto de vacuna desarrollado en el Imperial College London. 

"Vamos a darles todos los recursos necesarios para maximizar las oportunidades de que tengan éxito tan pronto como sea posible", recalcó Hancock. 

Mientras siguen adelante esas dos investigaciones, el Gobierno británico invertirá además para aumentar su "capacidad de manufactura", afirmó. 

"De ese modo, si alguna de estas dos vacunas funciona y es segura, podremos hacer que esté disponible para los británicos tan pronto como sea humanamente posible", indicó el ministro. 

Investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido) comenzarán a realizar pruebas de una vacuna para el COVID-19 en humanos este jueves, anunció hoy el ministro de Sanidad británico, Mat Hancock. Foto: AP

El consejero científico del Gobierno británico, Patrick Vallance, advirtió esta semana de que el proceso de desarrollo de una vacuna puede ser largo, incluso si muestra signos positivos de que puede proteger contra el virus

"Todas las nuevas vacunas que comienzan a desarrollarse son proyectos a largo plazo. Solo algunas acaban teniendo éxito. Con el coronavirus no será distinto y presenta nuevos retos", advirtió. 

 

Científicos suizos esperan tener una vacuna contra el coronavirus en 6 meses

 

Una vacuna contra el coronavirus podría estar lista para su utilización en Suiza en octubre, aseguraron hoy científicos que lideran un equipo que trabaja en el desarrollo de este producto en el Hospital Universitario de Berna (Inselspital) y en la industria biotecnológica

"Esta será la primera o una de las primeras vacunas" para frenar la pandemia del COVID-19, dijo el jefe del Departamento de Inmunología del Inselspital, Martin Bachmann, quien dirige los trabajos de investigación de la vacuna, que ahora se encuentran en la etapa de pruebas de eficacia y seguridad. 

El especialista aseguró que existen "posibilidades realistas" de empezar una vacunación masiva de la población suiza en octubre·, un plazo mucho más corto que el de doce a dieciocho meses en base al cual trabajan expertos y compañías del sector farmacéutico. 

Bachmann precisó que en las investigaciones que dirige también colaboran instituciones científicas del Reino Unido, Letonia y China, así como la Universidad de Zúrich, y que la investigación se encuentra en una fase en la que se han resuelto problemas que harán posible pasar a los ensayos clínicos (con personas) en agosto y a una comercialización de la vacuna dos meses después. 

Una vacuna contra el coronavirus podría estar lista para su utilización en Suiza en octubre. Foto: EFE

La tecnología que se ha elegido genera una alta inmunogenicidad, lo que la hace que sea adaptada para las personas mayores, no tiene contraindicaciones para quienes sufren de enfermedades crónicas y es muy productiva porque a partir de una pequeña cantidad de vacuna se podrían producir hasta 20 millones de dosis, detalló en una conferencia de prensa virtual desde Berna. 

Sobre la seguridad que ofrece la vacuna, Bachmann afirmó: "todo lo estamos haciendo de conformidad con los estándares, pero de forma acelerada", y añadió que se siguen las directiva sobre esta cuestión de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Asimismo, el especialista sostuvo que lo más probable es que la vacuna o las vacunas que se utilizan contra el coronavirus ofrezcan una protección a largo plazo y no sea necesario renovarlas cada año, como en el caso de la gripe. 

Ello se debe a que el SARS-CoV-2, causante del COVID-19, es un virus "estable" y no se han encontrado razones para pensar en que es susceptible a mutaciones a corto plazo, por lo que una eventual vacuna probablemente no proteja para toda la vida, pero sí para un periodo de unos diez a quince años. 

El equipo de Bachmann trabaja con Saiba, una biotecnológica especializada en vacunas y que se ocupa de las cuestiones relativas a regulaciones y financiación de este proyecto, que correría en parte a cargo de una fundación de la Universidad de Zúrich

El consejero científico del Gobierno británico, Patrick Vallance, advirtió esta semana de que el proceso de desarrollo de una vacuna puede ser largo, incluso si muestra signos positivos de que puede proteger contra el virus. Foto: AP

Sobre el proceso de investigación y desarrollo, el director operativo de Saiba, Gary Jennings, indicó que hay conversaciones con las farmacéuticas suizas Novartis y Lonza en relación a la futura producción de la vacuna. 

El ejecutivo y doctor en bioquímica explicó que se confía en llegar a un acuerdo con los organismos de regulación y las autoridades suizas para realizar una vacunación masiva, considerando "la larga historia de pragmatismo" que tiene este país. 

"Creemos que podemos llegar a un compromiso con el Gobierno suizo para permitir que una vacune sea una realidad rápidamente", comentó. 

Aseguró asimismo que el equipo que trabaja en este proyecto está dispuesto a facilitar la transferencia de tecnología para que la vacuna pueda producirse en otros países a precios muy asequibles.