Quedarse en casa es el primer paso para combatir el coronavirus, pero también hay que mantener el cuerpo y la mente sanos.

Ante el brote de coronavirus que se extiende  por México y el mundo, se ha pedido a los ciudadanos que permanezcan en sus casas para disminuir los contagios. Muchos mexicanos ya se encuentran aislados, trabajando desde el hogar, y los niños estudian en línea o hacen tareas.

Sin embargo, quedarse en casa no es la única medida a seguir, pues no hay que olvidarse de la higiene y la salud física y psicológica. Por ello, la Secretaría de Salud y la Organización Mundial de la Salud dieron una serie de recomendaciones para reducir la probabilidad de contraer el virus y para afrontar la cuarentena.

No fumes

Fumar aumenta el riesgo de complicación en caso de contraer COVID-19, por lo que es necesario disminuir o eliminar el consumo de tabaco. Esto podría ser difícil en una situación de estrés como el aislamiento y para afrontarla se deberá modificar el estilo de vida, los hábitos y hacer más ejercicio.

Mejora tu alimentación

Una dieta nutritiva, saludable y suficiente ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y disminuye el riesgo de complicaciones en caso de contagiarse.

Para ello se deberá incluir en las comidas porciones de frutas o verduras, disminuir el consumo de alimentos procesados y azucarados, aumentar las grasas buenas y comer porciones adecuadas.

También es necesario mantenerse hidratado. Toma entre dos y tres litros de agua al día.

 

El sueño

Mantén la rutina, duerme en la noche y evita siestas de más de 20 minutos de duración, porque pueden afectar tu calidad de sueño y tu sistema inmunológico. No consumas cafeína, cena ligero, usa la cama únicamente para dormir, no utilices dispositivos electrónicos media hora antes de acostarte y ten un ambiente cómodo.

Limita el consumo de bebidas

Las bebidas alcohólicas y las azucaradas pueden tener efectos negativos en el organismo y lo hacen más propenso a sufrir complicaciones en caso de enfermedad, por lo que debe disminuirse o eliminarse su consumo.

Haz ejercicio

Hay actividades físicas como el yoga, la zumba, los estiramientos y la meditación que pueden realizarse en casa. Activarse 30 minutos ayudará a mantener el cuerpo en forma y mejorará el estado de ánimo.

Aún puedes salir a correr, siempre y cuando sigas las siguientes recomendaciones: mantén la sana distancia, al menos tres metros entre un corredor y otro, lávate las manos antes y después de salir, no toques tu rostro, corre en espacios abiertos y suspende la actividad si tienes síntomas de enfermedad respiratoria.

Mantente en contacto con tus seres queridos

Quedarse en casa no significa que ya no puedas tener contacto con el exterior. Habla con tus familiares y amigos siempre que puedas a través de videollamada o mándales mensajes de texto. Esto te ayudará a reducir la ansiedad, depresión, soledad y aburrimiento. Convive con la familia y juega con los niños.

Cuida tu salud mental

Los pensamientos negativos y el miedo pueden generar problemas como la ansiedad y la depresión. Busca actividades que te permitan distanciarte de las preocupaciones y aléjate del bombardeo excesivo de información. Expresa tus sentimientos a las personas a tu alrededor y pide ayuda si te sientes mal.

Mantén medidas de higiene en el hogar

Estar en casa no es motivo para relajar la higiene. Lávate las manos constantemente, desinfecta los objetos que más usas, limpia la casa, estornuda en el ángulo del codo y enseña a tus hijos a seguir estas recomendaciones.