Pese a que es una herramienta muy útil para mejorar la comunicación, si no la usas bien podría poner en peligro tu romance

Whatsapp es una plataforma que se ha caracterizado por su inmediatez al momento de querer comunicarte con alguien, razón por la cual se ha posicionado como una de las favoritas de los usuarios de redes sociales. 

Hay distintas maneras en que esta aplicación es utilizada y una de estas es la de mantenerte en contacto con tus seres queridos. 

 

Pero... ¿Qué pasa cuando hablamos de la relación con tu pareja?

Tal vez al momento de usar Whatsapp estés cayendo en algunos errores que puedan estar afectando a tu relación. 

Así que te presentamos los siguientes puntos que debes tomar en cuenta la próxima vez que abras la aplicación. 

1
Mandar demasiados emojis
Saturar la conversación con caritas de felicidad, tristeza, enojo y lagrimas puede disminuir la intención de tus palabras. Si lo que buscas es aclarar un mal entendido con argumentos siempre será mejor hacerlo hablando de manera directa pero si no se puede, te recomendamos apostar por las palabras.
2
Checar su última conexión
No pasa nada si tu pareja se encuentra en línea y no te contesta el mensaje que le acabas de enviar a los pocos segundos de haberlo recibido. ¡OJO! Checar el "comportamiento" de tu media naranja a través de su estatus de conexión puede convertirte en un controlador.
3
Espiar sus conversaciones
Ser la pareja de tu amado no implica que tengas el derecho de revisar todas sus conversaciones. ¿Te gustaría que te lo hicieran? Si tu respuesta es no, es momento de reconsiderar lo importante que es respetar su privacidad.
4
Escribir indirectas en tu "estado"
Lo que te haga sentir incómodo sólo lo debe de saber esa personita especial. Te resta puntos ventilar tus problemas en este apartado de la app pues no hace falta que se enteren tus contactos de todo lo que pasa en tu vida.
5
Responder con un "ok"
Si tu chico o chica se tomó el tiempo necesario para darte una explicación o enviarte un mensaje lleno de detalles, trata de no desairarlo contestando con un cortante "ok".

Con información de UNO TV