El realizador francés de origen griego Costa-Gavras, uno de los mayores exponentes del cine político y de denuncia social, recibirá el Premio Donostia de la 67 edición de Festival de Cine de San Sebastián. Foto: EFE
El cineasta recibirá el galardón en reconocimiento a su "cine comprometido" el día 21 de septiembre en una gala en el Teatro Victoria Eugenia, donde tendrá lugar la proyección especial de su último largometraje, "Adults in the Room"

El realizador francés de origen griego Costa-Gavras, uno de los mayores exponentes del cine político y de denuncia social, recibirá el Premio Donostia de la 67 edición de Festival de Cine de San Sebastián, que se celebrará del 20 al 28 de septiembre.

Costa-Gavras se convierte así en el segundo Premio Donostia de esta edición, tras el concedido a la actriz española Penélope Cruz, recordó el Festival en un comunicado.

El cineasta recibirá el galardón en reconocimiento a su "cine comprometido" el día 21 de septiembre en una gala en el Teatro Victoria Eugenia, donde tendrá lugar la proyección especial de su último largometraje, "Adults in the Room" (Comportase como adultos), adaptación de las memorias del exministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis.

La película, que tendrá su estreno mundial en la Mostra de Venecia, se basa en el libro "Adults in the Room: My Battle With Europe's Deep Establishment", publicado tras el efímero mandato de Varoufakis, quien permaneció en el cargo durante los primeros seis meses de 2015, en plena crisis financiera de Grecia. 

Según se apunta en la sinopsis, el filme es una "tragedia" en el sentido clásico del término y retrata a un grupo de personas "atrapadas en una inhumana red de poder" y en el "círculo brutal de las reuniones del Eurogrupo, que impone a Grecia la dictadura de la austeridad".

En el reparto liderado por Christos Loulis, que encarna a Varoufakis, también aparecen, entre otros, Alexandros Bourdoumis, que interpreta al primer ministro, Alexis Tsipras; Ulrich Tukur, que hace el papel del extitular alemán de Economía, Wolfgang Schaeuble; Josiane Pinson, quien da vida a Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, y Valeria Golino, que figura como Danae Stratou, esposa de Varoufakis.

Según declaró el propio Costa-Gavras, "uno nunca olvida el lugar donde nació, especialmente si es un país como Grecia". "Huí de allí porque todo lo que se ofrecía a los jóvenes de mi clase social era una vida de sumisión a una democracia teocrática", asegura.

Lamenta que hace diez años la crisis griega volviera a "hundir el país en la misma situación que le hizo huir por primera vez" lo que provocó en él la necesidad de expresar de nuevo su "rabia" a través de una nueva película, que podrá verse en el Festival de San Sebastián.

Costa-Gavras, presidente de la Cinemateca Francesa desde 2007, está considerado uno de los mayores exponentes del cine político y de denuncia social del último medio siglo.

De hecho, buena parte de la veintena de títulos que integran su filmografía ha servido para poner el dedo en diversas llagas, ya sean las dictaduras, las purgas políticas, el racismo o los desastres provocados por el mundo financiero. 

No obstante, si un tema destaca en la carrera cinematográfica del autor franco-griego es el de "la persona enfrentada a la implacable maquinaria de un poder político omnímodo y devastador", destaca el Festival de Cine de San Sebastián

Nacido en 1933 en Loutra-Iraias (Grecia) como Konstantinos Gavras, abandonó a los 22 años su país de origen para instalarse en París y estudiar Literatura en la Sorbona

Tras graduarse en el Instituto de Estudios Superiores Cinematográficos (IDHEC), su debut en el largometraje llegó con "Compartiment tueurs" (1965), mientras que su primer éxito filmado en inglés fue "Missing" (1981) , un thriller político ambientado en los momentos posteriores al golpe de estado chileno con el que ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes.

"Music Box" (1989), Oso de Oro en Berlín; "Amen" (2001), y "Eden a l'Ouest" (2008) son otros de los títulos que integran su filmografía, que incluye también "Le capital", una ácida sátira sobre los desmanes del mundo financiero, con la que optó a la Concha de Oro del Festival de San Sebastián en 2012.