Pimentel González, también informó que el diseño de dicha obra está hecho con una tasa de retorno de 500 años. ESPECIAL
Pimentel dijo que estas obras consisten en la canalización de arroyos, control y regulación de escurrimientos y construcción de sistemas pluviales

El titular del Instituto Municipal de Planeación, Óscar Pimentel, dio a conocer que entre los tres poderes de Gobierno y la iniciativa privada “cocinan” un proyecto hídrico integral que evitará inundaciones en el sector norte.

Luego de la insistencia de los vecinos afectados por la problemática de las inundaciones, a través de un comunicado Pimentel dijo que estas obras consisten en la canalización de arroyos, control y regulación de escurrimientos y construcción de sistemas pluviales, así como acciones preventivas.

En ese sentido, detalló que este proyecto tendrá la inversión de 330 millones de pesos, de los cuales 200 fueron etiquetados el año pasado a través del esquema de Proyecto Público-Privados (APP) que se están conformando y 130 más que recientemente se aprobaron.

Asimismo, hizo un llamado a algunos vecinos que se han mostrado inconformes a conocer el plan y los detalles de cada obra, ya que siempre se ha tenido la disposición de trabajar de manera coordinada con todas las partes involucradas.

PASO POR PASO

A detalle, informó que el plan contempla cuatro acciones principales: La ejecución del proyecto de canalización del arroyo del Cuatro Bajo; la realización de obras de control y regulación de los escurrimientos pluviales en los arroyos Canoas y Blanco; construcción del sistema pluvial Eulalio Gutiérrez, y la realización de obras preventivas para mitigar afectaciones en la próxima temporada de lluvias.

ARCHIVO

Dio a conocer que la canalización del arroyo del Cuatro Bajo cuenta con un presupuesto de 200 millones de pesos, los cuales fueron autorizados por el ISN, y cuyo trazo del canal ya fue validado por la Conagua, por lo cual solo se espera que la dependencia federal valide el proyecto técnico definitivo para poder liberar los terrenos por donde pasará el canal, licitar la obra e iniciar su ejecución.

Asimismo, dijo que esta obra consiste en la construcción de un canal de casi seis kilómetros y medio desde el fraccionamiento Los Molinos hasta desembocar en el arroyo Ceballos atrás del Club Campestre.

Pimentel González, también informó que el diseño de dicha obra está hecho con una tasa de retorno de 500 años, lo cual significa que la probabilidad de que el canal se vea desbordado por los escurrimientos es de tan solo el 0.2 por ciento para un año cualquiera.

“Como parte del proyecto integral también se realizarán obras de control y regulación de los escurrimientos pluviales en los arroyos Canoas y Blanco, las cuales se contempla realizar con la participación de los vecinos y desarrolladores inmobiliarios, quienes tienen toda la disposición de trabajar en equipo con las autoridades gubernamentales”, informó.

Sobre la obra que se está desarrollando en Eulalio Gutiérrez y contra la cual los vecinos se han manifestado, Pimentel aseveró que estos trabajos permitirá conducir de manera controlada a un solo punto los escurrimientos que actualmente ocasionan encharcamientos en la vía pública y afectaciones en las vialidades.

APORTACIONES PARTICULARES

En cuanto a las aportaciones de la iniciativa privada, Pimentel dijo que hay tres tipos de participación: una que es en la canalización del arroyo Cuatro Bajo, los propietarios de diversos terrenos por donde transiten, cedan el paso y parte de los terrenos para realizar la obra, la segunda modalidad es la que ya se está desarrollando con el proyecto que de drenaje de Eulalio Gutiérrez, que se está realizando entre el Gobierno del Estado y los propietarios de los terrenos aledaños en un 50 por ciento de participación económica.

Además, una tercera modalidad, es la que se contempla en los arroyos Blanco y Canoas, que es una zona que está en proceso de desarrollo por el Fraccionamiento El Campanario, y sería en estas áreas que se invitaría a que los propietarios hagan aportaciones económicas, pues las obras beneficiarían su desarrollo y construcción.

“Eso va a generar más plusvalía. Ya con eso podrán desarrollar sus terrenos, porque ahorita no los pueden desarrollar”, expresó.