Manuel González, Secretario General de Gobierno y Aldo Fasci Zuazua, Secretario de Seguridad Pública en el estado / Foto: Especial
El nuevo espacio para mujeres tiene capacidad para 652 personas

Monterrey, Nuevo León.- Como parte del proceso de reingeniería de los penales estatales, el gobierno de Nuevo León creó un Centro Femenil Penitenciario y realizó el traslado y reacomodo de mil 094 personas privadas de la libertad.

Lo anterior lo dieron a conocer Manuel González, Secretario General de Gobierno y Aldo Fasci Zuazua, Secretario de Seguridad Pública en el estado.

Los funcionarios lo informaron después de la movilización registrada durante la noche del miércoles y madrugada de éste jueves.

“Todas las fuerzas del estado unidas llevaron a cabo, la noche de ayer y la madrugada de hoy en virtud de cuatro operativos, organizados con antelación”, dijo.

Mencionó que participaron 300 elementos de custodia, 200 de Fuerza Civil, del Ejército, de la Policía Federal y de la Agencia Estatal de Investigaciones.

También colaboró la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

“Esto tiene que ver con el cumplimiento de las observaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos”, aseguró.

El nuevo espacio para mujeres tiene capacidad para 652 personas, detallaron las autoridades.

El Centro Femenil está en donde se ubicaba el Centro Tutelar en el ayuntamiento de Escobedo. Está provisto con una cocina general, dos guarderías, áreas de vinculación, talleres de trabajo, canchas deportivas, iglesia, área de visita conyugal y consultorio, entre otras cosas.

Como parte del proceso de reacomodo también se movieron a varones de los penales del Topo Chico, Apodaca y Cadereyta.

La idea del espacio femenil es que las mujeres puedan estar por separado y en completo orden.

“Los operativos fueron cuatro, el primero inició a las 23 horas”, contó González.

En los traslados se reportó un saldo blanco.

Las mujeres iban acompañadas de sus hijos y algunas de ellas están embarazadas.

Hace algunos meses, el gobierno estatal anunció el cierre del Penal del Topo Chico y éste es un primer paso dentro de espacios distintos que sustituyan a ese antiguo centro penitenciario.

En Cadereyta y Apodaca se construyen nuevas celdas para ubicar al resto de la población penitenciaria del estado.